Nadal avanza a la tercera ronda de Australia Open tras ganarle a Michael Mmoh

79

Rafael Nadal realizó este jueves su segundo test de la espalda con público en la Rod Laver Arena para pasar por decimoquinta ocasión a la tercera ronda del Australian Open. Su víctima fue Michael Mmoh, al que le pudo el adversario, el escenario y su falta de tenis hasta caer por 6-1, 6-4 y 6-2, en 1 hora y 47 minutos.

A veces es mejor jugar con la grada vacía. Y es que una aficionada, con pinta de haber tomado alguna copa de más, no paró de dedicarle señas al español hasta que la seguridad del certamen se la llevó. Rafa, a lo suyo, no quiso darle más importancia mientras el resto de los aficionados le aplaudían. El duelo se interrumpió. «Honestamente, no quiero saber lo que me decía», aseguró a la conclusión.

Nadal se encontró cómodo en una pista más lenta porque era de noche en Melbourne y se jugaba bajo techo por la lluvia. Al cuarto juego llegó el primero de los ‘breaks’ del segundo favorito del cuadro. Mmoh presumía de músculo, con una camiseta sin mangas, y poco más.

El estadounidense, 177 del ranking a sus 23 años, se había ganado el acceso al cuadro principal en la previa de Doha. Se notaba. Presentaba tan sólo tres partidos ganados en los torneos del ‘Grand Slam’. No sería Rafa quien le concediera un cuarto triunfo.

Si una cosa tiene el campeón de 20 grandes es que no suele fallar contra tenistas de ranking tan bajo. De hecho, había decantado a su favor 25 de los 26 partidos con ‘qualys’. Sólo falló con Dustin Brown en la segunda ronda de Wimbledon 2015.

El balear, otra vez cuidadoso con el saque, bajando la media de velocidad unos 20 kilómetros por hora, ha aprovechado la debilidad de sus dos primeros rivales, para plantarse en la tercera ronda sin ningún tipo de exigencia física.

Mmoh, eso sí, siempre podrá decir que estuvo por delante en el marcador al inicio de la segunda manga. Ese fue su momento de gloria que siempre podrá contar a sus allegados.

Cuando Rafa terminó su partido seguía sin saber con quién se va a medir el sábado por un puesto para los octavos. Finalmente será el británico Cameron Norrie, verdugo de Roman Safiullin. El torneo empezará a partir de cuartos donde en teoría debería esperar Stefanos Tsitsipas. Tsitsipas ha sufrido y mucho para derrotar hoy al local Thanasi Kokkinais en cinco ajustados sets.