No se da abasto el diseñador de camisa usada por el Chapo

78

No esperes que Joaquín el Chapo Guzmán, el capo de la droga, se quite la camisa para dártela, así que puedes comprarte una igual.

Ahora que el hombre más buscado del mundo está tras las rejas, Barabas Premium Apparel, una empresa estadounidense que fabrica camisas, señala que sus camisas de manga larga están volando. El capo figura en unas fotos y unos videos con dos modelos de dichas camisas.

“En este momento es una locura”, dijo el diseñador Shawn Esteghbal a CNN en Español. “No nos damos abasto y tenemos mucha demanda de todas partes”.

Piensa en ellas como “la camisa más buscada”, disponible en “estampado wild paisley” o “en estampado abstracto”, como señala el sitio de Barabas.

Esteghbal y su hermano Sam, propietarios de la tienda, se encuentran en el centro del universo de la moda desde que Guzmán figuró en unas fotos vestido con la camisa de rayas azul con gris a la que ellos llaman Fantasy. En la foto, el capo estrechaba la mano del actor estadounidense Sean Penn.

Guzmán usó la camisa Crazy Paisley en un inusual video de 17 minutos en el que habla ante las cámaras.

Las camisas son audaces y coloridas, particularmente la que tiene el interior de los puños en color verde y un estampado estilo paisley en azul.

Los hermanos, cuya familia proviene de Irán, quedaron atónitos cuando vieron que el Chapo usaba sus camisas de algodón. También les sorprendió ver que las llamadas “chapocamisas” eran tendencia en las redes sociales.

“Cuando lo vi, pensé: ‘Dios, incluso sé perfectamente qué número de modelo es'”, dijo Shawn Esteghbal.

Cuando el sábado 9 de enero se dio a conocer la noticia de que la revista Rolling Stonehabía obtenido una entrevista y una sesión de fotos exclusiva con Guzmán, los hermanos Esteghbal notaron de inmediato que había usado dos de sus camisas. Penn escribió un artículo para la revista en el que relata su encuentro con el capo y la revista ayudó a producir el video.

“Ya sabíamos porque es lo que hacemos”, agregó Sam Esteghbal.

Los hermanos cuentan que su teléfono no para de sonar y que su sitio web ha fallado dos veces en los últimos días a causa de la demanda.

Las camisas se venden a 128 dólares (unos 2,176 pesos) cada una.

En su tienda, Shawn promovió sus productos de la siguiente forma: “Las camisas son de satén 100% de algodón. Todas son de corte ajustado y se amoldan muy bien al cuerpo. El trabajo es de calidad. La costura es de calidad. Es de lo mejor”, dijo.

Cuando le preguntaron por qué la gente querría una camisa que se relaciona con un traficante de drogas, Sam respondió rápidamente: “No lo sé. La gente siempre busca algo único y probablemente creen que esto es único porque ese hombre lo usa. Podría usar una camisa de 10,000 dólares o de 3,000 dólares, pero usa camisas Barabas”.

Juventino Romero, comerciante por mayoreo, viajó desde el estado de Washington para comprar un lote de camisas en el Distrito de la Moda del centro de Los Ángeles, en donde los hermanos Esteghbal tienen un comercio en el famoso mercado de pulgas de Santee Alley.

“Nuestros clientes están pidiendo estas camisas, las quieren”, dijo Romero.

Romero goza de privilegios para comprar las camisas, ya que ha hecho negocios con los hermanos desde hace tiempo.

“Es una buena marca, de muy buena calidad; Barabas vende alrededor del 80% de sus camisas en nuestra tienda”, dijo Romero. “Hay muchos jóvenes, adultos y muchas otras personas que quieren comprar estas camisas”, agregó.

Romero cree que sus clientes quieren las camisas porque todo el mundo conoce al famosoChapo, quien escapó dos veces de prisión en México y acaban de atraparlo por tercera ocasión la semana pasada. México señaló que quiere extraditar a Guzmán a Estados Unidos, cuyas prisiones de supermáxima seguridad son, supuestamente, a prueba de fugas.

“Probablemente les haga sentirse bien ponerse una camisa como la que él usó; mucha gente le ve lo bueno y mucha gente le ve lo malo”, dijo Romero.

Aunque algunas personas han cuestionado en las redes sociales el gusto de los consumidores que quieren una “chapocamisa”, los hermanos dicen que la misión de Barabas es combinar la filosofía con la moda y rodearse de palabras buenas, buenos pensamientos y buenas acciones.

Barabas, que fabrica sus propios productos y vende por mayoreo, tiene más de 500 distribuidores y exporta sus productos a México, Brasil e Italia, entre otros países.

Las camisas también son muy famosas entre los artistas de música norteña de México.

Los hermanos no saben cómo es que Guzmán obtuvo sus camisas, pero lo que sí saben es que el tráfico en el sitio web de su tienda es tan alto que no se dan abasto.

Si alguien todavía quiere conseguir una de las camisas, tendrá que esperar hasta la semana de San Valentín, porque por ahora están agotadas.