Norberto Rivera se deslinda de las marchas contra la comunidad LGBT

20

El arzobispo primado de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, oró por los matrimonios cristianos, quienes, dijo, en estos tiempos son atacados por diversas instancias.

Al oficiar su tradicional homilía dominical en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el purpurado los invitó a sentir la misericordia que nos viene del Señor, y a continuar con fuerza en el camino del amor.

Mientras el cardenal Rivera Carrera oficiaba misa, a las afueras de la Catedral un nutrido grupo de personas —unas 700— entre ellos integrantes y representantes de la comunidad lésbico gay, se reunieron para gritar consignas en contra del Cardenal y a favor de la iniciativa presidencial para legalizar a nivel nacional los matrimonios igualitarios.

Al respecto, en breves declaraciones a los reporteros de la fuente religiosa, el vocero de la Arquidiócesis, padre Hugo Valdemar, sostuvo que los manifestantes “tocan en la puerta equivocada, es decir: Arquidiócesis Primada de México, el señor cardenal Norberto Rivera decidió deslindarse de las marchas que se han realizado”.

La finalidad, es evitar suspicacias, no herir susceptibilidades y evitar cualquier confrontación “no es con nosotros con quienes tienen que protestar frente a la Catedral”.

Sostuvo que resulta extraño que se demande respeto a sus derechos, cuando en la Ciudad de México ya están legalizados los matrimonios homosexuales, con lo que ese derecho ya está garantizado, al tiempo de que defendió que el cardenal Rivera Carrera nunca ha emitido ningún mensaje ni homilía homofóbica, por lo que no es a él a quien tienen que reclamar.

Asimismo, calificó de un éxito las marchas que se realizaron el pasado sábado en diversas ciudades de la República a favor de la familia natural “no fue contra la iniciativa presidencial ni homofóbica”.

Valdemar Romero aplaudió la iniciativa de más de una docena de obispos, quienes en su calidad de ciudadanos salieron a marchar junto con la sociedad, al tiempo que defendió que no están violando la Constitución ni vulnera al Estado laico, porque no se están pronunciando solo contra una iniciativa y a favor de la Familia.

Respecto al amago de algunos colectivos de dar a conocer el nombre de obispos que tienen relaciones sexuales con otros hombres, el padre Hugo Valdemar criticó tal postura “no entiendo que se quejan del odio contra las personas homosexuales, pero hacer este tipo de delación es odio contra sacerdotes homosexuales… El cardenal dijo que presenten los nombres con pruebas y se harán las acciones conducentes dentro de la Iglesia para suspenderlos de su ministerio, si hay tales pruebas, no bastan los nombres lo cual podría prestarse a la calumnia o a la difamación”, estableció.