Pandemia de Covid estará controlada en marzo 2022

La pesadilla de la COVID-19 podría acabar en marzo del 2022, afirmó la directora del Departamento de Salud Pública de la OMS.

25

No es por echar las campanas al aire porque el coronavirus no desaparecerá, pero la Organización Mundial de la Salud ha pronosticado que la pandemia de COVID-19 podría estar controlada en marzo del 2022, siempre y cuando se mantenga el ritmo de vacunación a nivel mundial para poder volver a la vieja normalidad, con sus excepciones.

La directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, la española María Neira, aseguró en entrevista para la cadena RAC1 que el fin de la pandemia “es cada vez más notable”, por ello se animó a vaticinar una primera meta a principios del año entrada, supeditada al avance de la vacunación contra la COVID-19.

“Dos años es un periodo que nos fijamos y seguramente será un tiempo razonable. Si nos ponemos a vacunar a la velocidad que hemos ido hasta ahora podríamos ver incluso antes la salida de esta situación tremenda”, dijo la médica española que trabaja en la OMS.

“Hay que aprovechar también para que esta normalidad sea una mejora de las condiciones de vida. Deberíamos revisar un poco nuestros modos de consumo, de producción y de estilo de vida para que nuestra salud esté mucho más protegida”.

Tercera dosis y vacunación en menores ‘pueden esperar’

En cuanto a qué tan idóneo es aplicar una tercera dosis contra el coronavirus en el futuro cercano, Neira es partidaria de esperar, como mínimo, hasta el año que viene. Entonces espera que se disponga de más información y evidencias, y haya un 40 por ciento de la población mundial con al menos la primera dosis.

“Para nosotros, la tercera dosis, por ahora se puede posponer”, aseguraba, aunque abre la puerta a excepciones si “el virus es endémico en un futuro”, como es el caso de los grupos vulnerables. Sobre la vacunación de los menores de 12 años, Neira tampoco lo ve necesario por el momento.

En este sentido, el inicio del curso escolar cree que será un factor clave a la hora de evaluar el riesgo que presente este grupo de población menor.