Paso sin presión; Djokovic, a semifinales

22

El serbio Novak Djokovic avanzó a su décima semifinal al hilo en el Abierto de Estados Unidos favorecido por la lesión del francés Jo-Wilfried Tsonga, el tercer  jugador que no termina su duelo ante el número uno del mundo en esta edición.

Djokovic ganaba por 6-3 y 6-2 cuando Tsonga decidió parar por una molestia en la rodilla, después de una hora y 21 minutos de juego en el estadio Arthur Ashe.

“No tengo idea qué está ocurriendo, son cosas del destino. Espero que Jo tenga una pronta recuperación”, dijo Djokovic, quien apenas ha completado nueve sets en Flushing Meadows.

El serbio está viviendo un insólito torneo, donde tres de los cinco rivales que enfrentó cayeron lesionados. En segunda ronda su víctima fue el checo Jiri Vesely, quien no se presentó a jugar. Su siguiente duelo se detuvo tras sólo seis games por el abandono del ruso Mikhail Youzhny.

En el escaso tiempo que estuvo en cancha, Djokovic sacó provecho de un errático Tsonga, quien cometió 37 errores no forzados. El serbio, con 18 tiros ganadores, quebró en cuatro ocasiones el servicio del francés, quien no tuvo el nivel para inquietar al número uno.

“Para nadie es agradable retirarse en cuartos de final de un Grand Slam. Espero que hayan disfrutado al menos este par de sets”, comentó Djokovic.

El serbio chocará en semifinal con el también francés Gael Monfils, quien impuso su mayor experiencia para acabar con el sueño de su compatriota Lucas Pouille y derrotarlo por 6-4, 6-3 y 6-3, sellando su boleto a la antesala de la final.

Monfils, número 10 del mundo, necesitó de dos horas y dos minutos para desmantelar a su rival, interrumpiendo el buen paso que llevaba el tenista de 22 años, quien eliminó a Rafael Nadal.

Pouille se vio cansado tras jugar tres partidos seguidos de cinco sets. Ello se evidenció en la estadística del partido, en la que cometió 44 errores no forzados por sólo 15 Monfils, quien disparó 34 tiros ganadores, incluidos 13 aces, y tuvo una efectividad de 63 por ciento con su primer servicio.

Ahora Monfils jugará la segunda semifinal de su carrera en un torneo de Grand Slam después de la de Roland Garros en 2008. Se clasificó por primera ocasión a la ronda de los cuatro mejores de un US Open, luego de fracasar en cuartos de final de las ediciones de 2010 y 2014.