Periodistas leen pronunciamiento en el Día de la Libertad de Expresión.

25

Los cambios democráticos que surgieron en nuestro país, no han bastado para detener la violencia que existe en contra de periodistas, personas defensoras de derechos humanos y activistas.

Como cada año en México y en Morelos este siete de junio no hay nada que celebrar.

En lo que va del 2019, en México, se tienen registrados 13 periodistas y comunicadores comunitarios asesinados, entre ellos Samir Flores Soberanes originario de Modelos,según documentó el Colectivo Reporteras en Guardia; 25 periodistas desaparecidos y, tan sólo en mayo, se contabilizan 35 agresiones contra la prensa, de acuerdo a cifras publicadas por la organización Periodistas de a Pie.

Bloqueos informativos, intimidaciones, agresiones físicas, amenazas, campañas de desprestigio, detenciones arbitrarias, ataques cibernéticos, homicidios, revictimización, censura, privación ilegal de la libertad, hostigamiento, allanamiento, agresión verbal, robo, ataques a domicilio y despojo, son los tipos de agresiones que se tienen registradas.

La labor que realizamos cotidianamente, quienes trabajamos en los medios de comunicación o de forma independiente, es cada vez más riesgosa y no existen garantías de seguridad para el desempeño diario.

En Morelos el panorama no es nada alentador a pesar de que existe una Ley de Protección a Periodistas y Personas Defensoras de Derechos Humanos, así como un Protocolo de Atención, toda vez que no se ha podido instalar el Mecanismo de Protección a Periodistas.

Pero más allá de que exista una normatividad, que debe ser aplicada por el Gobierno, son muchas veces funcionarios de diversos niveles gubernamentales, quienes protagonizan las principales agresiones contra quienes realizamos la labor informativa, por lo que de igual forma no existiría ninguna garantía.

Es importante resaltar que las mujeres periodistas han sido las más violentadas en lo que va de este sexenio, tanto a nivel estatal como municipal, lo que no es una casualidad en un estado con Alerta de Violencia de Género (AVG).

No podemos soslayar los altos índices de inseguridad que prevalecen actualmente en toda la entidad; las cifras son preocupantes y quienes trabajamos para brindar información en los medios no hemos sido ajenos a acontecimientos violentos.

El más reciente ocurrido el pasado ocho de mayo, cuando en medio de una protesta y diversas entrevistas se suscitó una balacera que dejó como saldo a dos personas muertas, un compañero camarógrafo herido y en riesgo a muchos compañeros y compañeras de los medios.

Por todo lo expuesto EXIGIMOS:
1) Respeto a la libertad de expresión.
2) Respeto a quienes trabajamos para informar.
3) Salarios dignos y prestaciones.
4) Justicia para los más 120 periodistas y comunicadores asesinados del 2000 a 2019

¡Basta de violencia contra periodistas!