Piden más apoyo a AMLO para la ciencia y tecnología en México

16

Es “indispensable para el planteamiento de metas de desarrollo ambiciosas en materia de Ciencia, Tecnología e Investigación (CTI) incrementar el gasto e inversión en desarrollo experimental en el corto plazo hasta el 1% del PIB” demandaron 86 universidades y centros de investigación al presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.

“Vamos a apoyar mucho la investigación, de modo que tengamos disponibilidad de recursos para que cuenten con apoyos del presupuesto y, en la medida en que haya más crecimiento económico, estoy seguro, el sector privado también va a invertir en ciencia y en tecnología”, respondió López Obrador.

“Cuándo se habla de que no llega ni a la mitad de un punto del PIB lo que se dedica a ciencia y tecnología esto incluye la aportación del sector público y de la iniciativa privada. Es muy poca la inversión, hablando con objetividad, la aportación del sector privado”, agregó el futuro mandatario.

“En lo que corresponde a nosotros que vamos a tener la responsabilidad de encabezar el gobierno, vamos a garantizar que la aportación en el presupuesto para ciencia y tecnología aumente; que, en el peor de los casos —ese es el compromiso que hago con ustedes porque vamos enfrentar una situación difícil—, no se reduzca, que en términos reales se mantenga; es decir, que nunca tengan un presupuesto por abajo de la inflación”, enfatizó el presidente electo de México.

López Obrador argumentó que “está terminando un modelo que se aplicó por más de 30 años y que, como es evidente, no ha funcionado; es una política económica fracasada”, sentenció.

Científicos y titulares de centros de investigación, además de pedir presupuestos multi anuales y transexenales para el sector, sugirieron el fortalecimiento de los incentivos fiscales para el aumento de inversión privada en la ciencia y crear impuestos —cuyo recaudo impulsará la investigación en salud— en productos dañinos, como la comida chatarra, detallaría José Franco, coordinador general del Foro Consultivo, Científico y Tecnológico.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue, urgió al futuro gobierno a mantener “un apoyo financiero creciente y sostenido”.

En el documento “Hacia la Consolidación y Desarrollo de Políticas Públicas en Ciencia, Tecnología e Innovación. Objetivo estratégico para una política de Estado 2018-2024”, que el presidente electo leyó profusamente mientras escuchaban las propuestas de las instituciones de educación superior, se destaca que “en el mediano plazo”, se debe considerar incrementar la inversión en ciencia “al promedio de la OCDE (2.4%). Como a principios del sexenio que termina, la meta debe ser alcanzar ese nivel de inversión lo más rápido posible, y no al final de los próximos seis años, siguiendo una estrategia de aumento constante en que participen tanto el gobierno federal y el sector privado, como los gobiernos estatales”.

Sin ciencia, “no hay desarrollo tecnológico y mucho menos innovación”, expresó el rector Enrique Graue Wiechers ante el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y los representantes de las principales universidades públicas y centros de investigación del país; del sector empresarial, de las academias nacionales y los principales promotores del desarrollo tecnológico en México.

Pese a la necesidad de destinar, al término del régimen que concluye, al menos el 1% del Producto Interno Bruto  (PIB) nacional al desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación (CTI), “la realidad fue que apenas se pudo alcanzar un poco menos del 0.5%”, reclamó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de Mexico (UNAM), ante López Obrador, a quien le informó que algunos países, como Israel, destinan hasta el 4.2 por ciento del PIB a la ciencia o como entre las naciones líderes de la OCDE, cuyo promedio de inversión a la investigación es del 2.34% del PIB

 “El hecho incontrovertible es que la inversión ha sido escasa e incierta, mientras así lo sea, el país no podrá aspirar a un mejor desarrollo y competitividad”, sentenció el rector de la UNAM ante un presidium encabezado por el futuro mandatario López Obrador; Carlos Slim Helú, presidente del grupo Carso; y Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, Concamin.

La ciencia, la tecnología y la innovación, “es un sector que requiere de una visión a mediano y largo plazos, con un apoyo sostenido desde una política pública que le dé certidumbre y fortaleza, para que México pueda enfrentar los cambios vertiginosos del presente y del futuro, insistió el rector de la UNAM.

“Quienes nos reunimos aquí -y estamos seguros que usted también- estamos convencidos de que invertir en educación, ciencia, desarrollo e innovación es hacerlo en una de las áreas prioritarias y estratégicas del país para que podamos aspirar a vivir en paz, con progreso y en equidad social”, subrayó.

Entre múltiples propuestas detalladas por los investigadores se sugirió aumentar los recursos a la educación superior con esquemas de transparencia y rendición de cuentas, crear un laboratorio de CTI, incorporar los conceptos de propiedad intelectual al desarrollo científico, actualizar el marco normativo para lograr el impulso a la ciencia, la tecnología y la innovación en los tres niveles de gobierno, incluso a nivel de municipios.

También respaldaron el mantenimiento del programa de cátedras CONACyT (que permitió la incorporación de mil 300 jóvenes catedráticos al sector científico), así como la federalización y regionalización de los polos de investigación y desarrollo.