¿Por qué es mala idea lanzar globos con helio a los Reyes Magos?

La tradición de lanzar globos con helio para hacerle llegar las cartas a los Reyes Magos se ha convertido en una de las más contaminantes, así que ¿por qué no pensar en opciones más ecológicas?

0 474

Este Día de Reyes es uno de esos días que millones de niños y niñas en México esperan con ansias y alegría, una fecha muy especial en la que los pequeños se van a dormir con la ilusión de despertar y ver bajo el árbol los pedidos que le hicieron a Melchor, Gaspar y Baltazar.

El pedido de los regalos es un ritual que tanto los padres como los pequeños realizan con antelación: se prepara la carta, el método de envío y quizá hasta algún refrigerio para los tres monarcas y sus animales.

Una de las formas tradicionales para hacer llegar las cartas a los Reyes Magos es por vía aérea a través de globos de colores, que son inflados con helio y que los niños sueltan al cielo. Sin embargo, este tipo de mensajería se ha convertido en uno de las más contaminantes y peligrosas por los efectos negativos que tiene sobre los ecosistemas, misma que se ha duplicado en los últimos 10 años y que autoridades, como la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat), han invitado a evitar.

Sí, efectivamente es muy bonito lanzar los globos y verlos desaparecer entre las nubes, pero como todo lo que sube tiene que bajar, en algún momento los globos se desinflan y regresan a tierra, convirtiéndose en simple y llana basura.

Y no cualquier basura, sino una que tarda hasta 450 años en degradarse. Eso en el mejor de los casos, porque otra de las posibilidades es que algún animal marino o terrestre lo confunda con comida y se ahogue tratando de engullirlo.

Seguro que si los niños se enteran que ese es el precio que deben pagar por que su carta llegue a los Reyes Magos, optarían por otras opciones para hacerle llegar sus peticiones.

¡La organización ecológica Ballons Blow… don’t let go! se encarga de difundir información sobre los efectos destructivos que los globos de latex tienen en animales, personas y ecosistemas, además de que promueven el estilo de vida eco-amigable.

Ballons Blow no sólo se enfoca en el lanzamiento de globos con motivo del Día de Reyes, sino de cualquier ocasión en la que las personas decidan que lanzar globos al cielo es lo adecuado, ya sea por la conmemoración de una fecha relevante o por el fallecimiento de algún ser querido, y mencionan que la contaminación por globos es absolutamente evitable, debido a que lo único que tienes que hacer es… pues… no lanzar globos al cielo.

Asimismo, mencionan que la mercadotecnia en ocasiones etiqueta los globos como “biodegradables”, pero señalan que esta es falsa publicidad cuyo único fin es que la gente los siga consumiendo con la idea de que son “más ecológicos” y añade “Piensa en el impacto que tus globos tendrán en otras vidas. De tu alegría de dejar volar los globos al dolor, la miseria y la muerte que afectarán a cualquier animal que lo encuentre”.

Así que tanto padres como niños deben tener conciencia de que un momento de alegría podría afectar a otros ecosistemas, que, aunque no veamos están ahí y pueden resultar seriamente afectados.

------------------
loading...