PRD asegura que en menos de 15 años la crisis en el sistema de pensiones se agravará

12

El presidente de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, Edgar Emilio Pereyra,  advirtió que la crisis en el sistema de pensiones es sumamente grave y se complicará aún más, pues tan solo en 15 años,  la población adulta mayor de 60 años pasará del 9 al 20 por ciento.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) indicó que en esas circunstancias, es preciso transformar el sistema de pensiones, y que el Estado cumpla la obligación de garantizar plenamente el derecho del trabajador a acceder a una pensión suficiente y digna. .

Pereyra Ramírez enfatizó que para el 2030, las dificultades financieras del sistema de pensiones serán peores que en la actualidad y gran parte de los trabajadores que cumplieron con su vida laboral, quedarán en una lamentable pobreza patrimonial.

Recordó que en el caso del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), los pensionados que se encuentran adscritos al sistema de cuentas concentradoras, ocupan el 65 por ciento del presupuesto de ese organismo, mientras que el 35 por ciento restante va al pago de sueldos, adquisición de medicamentos, infraestructura e inversión en tecnología.

Añadió que en el mecanismo de cuentas individuales, cuyo manejo se entregó a bancos e instituciones financieras privadas especializadas, no ha dado los resultados esperados y pese a captar cifras millonarias, no garantiza el pago de pensiones a los trabajadores, debido a los bajos sueldos de esto y a un manejo financiero poco claro.

Puntualizó que de acuerdo a la Organización Internacional de Trabajo (OIT), un trabajador que aspire a una pensión digna que permita cubrir sus necesidades básicas, debería ahorrar al menos el 40 por ciento del equivalente a su último sueldo, pero se estima que en México las aportaciones y el ahorro voluntario no llegan ni al 20 por ciento del último

sueldo.

De modo que un adulto mayor que al finalizar su vida laboral ganaba en promedio 6 mil pesos al mes, apenas contará con una pensión de mil 800 pesos mensuales, claramente insuficientes para satisfacer sus gastos básicos.

A esa problemática se suma el hecho de que el mexicano no cuida su salud como debiera y a causa de la pobreza que sufre gran porcentaje de la población, tampoco les es posible mejorar su alimentación. “Una población con más de 60 años que no ha tenido una buena alimentación, porque los salarios son bajos, presentará enfermedades crónicas, por lo que el costo será muy alto para las instituciones”, advirtió.

Esa situación se complica aún más, con las nuevas condiciones del mercado laboral, pues a partir de la puesta en marcha de la reforma laboral, se abarataron las contrataciones, se legalizó el outsourcing y se avalaron modalidades de empleo temporales que no permiten generar antigüedad, ahorro ni fondos para las pensiones de los empleados.

Añadió que en lo referente a los afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aunque el trabajador gane sueldos de entre 10 mil y 12 mil pesos al mes, los patrones lo registran ante esa institución con montos bajos, a fin de no pagar las cuotas respectivas, lo que a la larga deriva en pensiones muy bajas.

Indicó que a su consideración, el problema de las pensiones no se podrá resolver homologando las aportaciones, sino a través de un rediseño del sistema pensionario que no funciona como es debido y aunque capta recursos, éstos son insuficientes.