PRD exige a SEGOB frenar intromisión de ministros religiosos a temas de política

34

La secretaria general del PRD, Beatriz Mojica, urgió a la Secretaría de Gobernación a poner fin a la intromisión de ministros de culto en la política del país, ello luego de la  postura adoptada por la Arquidiócesis de México sobre las legislaciones que protegen el matrimonio igualitario.

«Resulta inadmisible el silencio de la Secretaría de Gobernación ante las intromisiones de la Iglesia Católica en los procesos legislativos y políticos de la nación».

Si bien los jerarcas religiosos tienen derecho a expresar sus ideas, estas deben ceñirse a la legalidad en un marco del respeto al Estado laico.

«Venimos a exigir que se cumpla con el Estado laico, llamamos enérgicamente a la Segob a poner límites a la Iglesia Católica y  a llamar a sus jerarcas a respetar el marco legal existente en el país» dijo.

Luego de llevar a cabo una protesta a las afueras de la sede de la dependencia Federal, la perredista aseguró que su partido apoyará al gobernador de Morelos, Graco Ramírez ante las críticas que ha hecho en su contra el obispo de Cuernavaca Ramón Castro.

«Las recientes declaraciones de la Arquidiócesis Primada de México vertidas en el Semanario “Desde la Fe”, así como los ataques directos del obispo Ramón Castro Castro, de la ciudad de Cuernavaca,  en contra del gobernador Graco Ramírez por haber propuesto la Ley del Matrimonio Igualitario constituyen una clara intromisión en asuntos que competen única y exclusivamente a la esfera civil, es una intromisión a la  esfera política de algunos jerarcas religiosos.

«Descalificar el matrimonio igualitario como una figura jurídica que busca proteger a los derechos de las parejas conformadas por personas del mismo sexo es una clara injerencia de los ministros de la fe que violenta la laicidad del Estado mexicano» consideró.

Aunque la manifestación se dio en términos pacíficos elementos de la Policía Federal detuvieron al contingente del PRD que quería pasar por la calle de Bucareli para hacer entrega de un pronunciamiento que tras 20 minutos,  fue recibido por Miguel Ángel Ochoa, director adjunto de Gobierno.