Presencia del CJNG deteriora la seguridad en Morelos según el Índice de Paz México

170

De acuerdo con el índice de Paz México 2022 elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, los estados con mayor índice de inseguridad son Baja California, Zacatecas, Colima, Guanajuato, Sonora, Chihuahua, Morelos y Michoacán, de los cuales, seis son gobernados por Morena y dos por Acción Nacional.

Los mayores deterioros de la paz se registraron en Sonora, Zacatecas, Nuevo León, Morelos y Michoacán.

Según el reporte por el IEP, estos cinco estados han sido testigos de una incursión del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en los últimos años.

“La violencia reciente en México está vinculada a cambios en el panorama de los crímenes de la delincuencia organizada caracterizados por la expansión territorial rápida y violenta de ciertos cárteles más grandes, predominantemente el Cártel Jalisco Nueva Generación, así como la proliferación de grupos delictivos más pequeños y la diversificación de la actividad delictiva”, dice el reporte.

Los mayores deterioros en tasas de homicidios se reportaron en Baja California, Guanajuato, Michoacán y Zacatecas, mismos lugares donde se registraron diversos conflictos entre cárteles.

“La violencia con armas de fuego tiende a ser más intensa en estos estados, donde múltiples organizaciones delictivas compiten por el territorio y las rutas clave del narcotráfico “, indica el documento de Paz México.

Por cuarto año consecutivo, Baja California se registra como el estado menos pacífico en México, seguido de Zacatecas, Colima, Guanajuato y Sonora. Dichos estados son gobernados por Morena, a excepción de Guanajuato, que es gobernado por el PAN.

A la lista le sigue Chihuahua (PAN), Morelos (coalición Morena-PT-Encuentro Social), Michoacán (Morena), Quintana Roo (coalición PAN-PRD) y Estado de México (PRI).

En cuando a las muertes atribuidas a los conflictos entre cárteles se registró un aumento considerable de 669 decesos en 2006 a más de 16 mil en 2020.

“También ha habido cambios importantes en el tipo de drogas que las organizaciones delictivas mexicanas han movido a nivel internacional en la última década, ya que el tráfico de marihuana ha caído en picada, mientras que el tráfico de fentanilo ha aumentado considerablemente”, asegura el documento.