Presentan el texto “La danza de los tecuanes” en el MMAPO

36

En la Sala de Exposiciones Temporales del Museo Morelense de Arte Popular (MMAPO), fue presentado el libro “La danza de los tecuanes” del investigador e historiador de Axochiapan Óscar Cortés Palma, el pasado viernes 5 de junio a las 17:00 horas. El acto estuvo presidido por el coordinador operativo del recinto, Rodolfo Candelas, y engalanado con la presencia de don Florentino Sorela Severiano, organizador y heredero de la tradicional danza del tecuán.

De acuerdo con el texto elaborado por Rodolfo Candelas -al cual dio lectura para introducir a don Florentino Sorela-, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), a través de Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en su delegación para el estado de Morelos, reconoció en el año de 2011 a don Florentino Sorela (nacido en 1932), habitante del poblado de Tetelpa, Zacatepec, “como tesoro humano vivo, por haber dedicado toda su vida a tocar y organizar la danza tradicional de los tecuanes de su pueblo. Don Florentino lleva la música de la danza de los tecuanes en las venas, ya que es hijo y nieto de piteros, nombre con el que se les conoce a los músicos de esa danza tradicional”.

“La danza de los tecuanes” es un texto que recopila datos de una investigación a la que el autor ha dedicado la mayor parte de su vida. A través de él pueden conocerse los orígenes geográficos y temporales de la danza, sus diversas manifestaciones y variantes, su procedencia, mutaciones y significaciones. Al ser una manifestación cultural de la región suriana, el texto enfoca su atención en el espacio compartido por los estados de México, Guerrero, Michoacán, Distrito Federal, Oaxaca, Puebla y Morelos.

“Celebro que la Secretaría de Cultura de Morelos y la Unidad Regional Morelos de Culturas Populares a través del Programa de Apoyo a las Comunidades Municipales y Comunitarias (Pacmyc), hayan apoyado a este esfuerzo, pues fuera de este programa es muy difícil que textos como éste vean la luz –expresó Rodolfo Candelas-. Debo decir que la lectura de este volumen es ágil y muy entretenida. Pero no por ello carente de información sustancial que nunca antes se había encontrado reunida”

“El ánimo de Óscar no se detiene en la mera descripción, sino que analiza, desmenuza, compara y propone diversas teorías sobre la danza de los tecuanes –apuntó Rodolfo, haciendo notar que el libro presentado ofrece una nueva oportunidad de conocimiento para los estudiosos de las tradiciones mexicanas-. No es este libro una muy buena y elaborada monografía, sino que es un buen instrumento de análisis del tema, que sin duda, de ahora en adelante se convertirá en un referente obligado. Tenemos en este libro no sólo propuestas y descripciones, sino un relato del desarrollo de la danza a través de imágenes y fotografías que Óscar Cortés ha ido recopilando durante su investigación. Además, no habla de la danza como algo abstracto, sino que incluye un apartado que habla de los maestros que nos acompañan, y que con su esfuerzo y su trabajo mantienen viva esta tradición.”