Presidente AMLO realiza asambleas comunitarias para intentar acabar con el huachicoleo

22

Este 22 de enero, ante una abarrotada unidad deportiva “Juan del Mazo López”, del municipio mexiquense de Acambay, el presidente Andrés Manuel López Obrador y la comunidad decidieron a mano alzada “acabar con el huachicol”, al comenzar una serie de asambleas comunitarias en los municipios cruzados por ductos de hidrocarburos donde se registra ordeña ilegal de combustible.

El presidente Andrés Manuel López Obrador llegó al municipio mexiquense de Acambay, donde en los últimos días se detectaron dos tomas clandestinas, con una cartera de apoyos para adultos mayores, discapacitados, campesinos, jóvenes aprendices, becarios y pequeños comerciantes.

Ante cientos de pobladores el primer mandatario preguntó, ¿cuento con ustedes? Levanten la mano quienes van a ayudar a convencer que no debe de haber robo de combustible? Ante el apoyo multitudinario, López Obrador sentenció: “se acabó el huachicol”.

“Ningún mexicano va a tener la necesidad de dedicarse a eso porque va a tener apoyos, oportunidades, empleo. Se acaba el huachicol”, manifestó el primer mandatario.

El gobernador mexiquense, Alfredo del Mazo aseguró a López Obrador que el Estado de México, “respalda su lucha comprometida contra robo de combustible”.

El medio de una batalla de rechiflas y porras en torno al mandatario mexiquense, López Obrador paró las expresiones de repudio de los militantes del Movimiento de Regeneración Nacional al arengar: “el pueblo de Mexico es el partido más importante y en unidad estamos gobernando”.

“Hay muchos obstáculos, problemas, vamos a brincarlos, tenemos un buen diagnóstico, el mal que más afecta a los mexicanos: la corrupción”, argumentó López Obrador a sus seguidores.

“Habrá programas para que nadie robe combustible. A eso vengo a Acambay, en los últimos tiempos aquí, se detectaron 2 tomas clandestinas, por eso decidí empezar aquí”, dijo a un auditorio compuesto por familias, productores del campo y muchos estudiantes.

“El dinero del pueblo se quedaba en unas cuantas manos, se lo robaban”, acusó López Obrador, al agregar que todo lo que se ahorre con austeridad y combate a la corrupción, va a invertirse en el pueblo de México.

El Jefe del Ejecutivo recriminó que además de ser un delito, apenas unos cuantos de arriba se beneficiaban del huachicoleo mientras “se protegían con el pueblo”, al incitarlos a ordeñar tomas clandestinas. “Ya no queremos que eso siga sucedido”.

Así, anunció que ahora, los 5 mil adultos mayores que tiene Acambay, todos, incluso los jubilados, van a recibir 2 mil 550 pesos cada 2 meses.

Las personas con discapacidad también recibirán 2 mil 550 pesos de apoyo.

En todos los programas el apoyo se entregará con tarjeta, ya no habrá intermediarios, llegará completo el apoyo al beneficiario, explicó el Jefe del Ejecutivo.

En el caso de los productores y pequeños propietarios ejidatarios se entregarán un apoyo por cada cosecha y el monto (entre 6 a 8 mil pesos por productor), estará definido por el tamaño de la superficie del propietario; “mientras menos tierra tengan, más se apoyará”, aseguró.

A los jóvenes de Acambay, el primer mandatario aseguro que se les contratará por un año como aprendices en talleres, comercios o con sus padres en el campo; cada joven tendrá un tutor” que lo orientará sobre “el oficio y su conocimiento sobre la vida”.

Mientras aprenden, dijo López Obrador, tendrán un sueldo de 3 mil 600 pesos mensuales porque a los jóvenes “es mejor tenernos en la escuela o trabajando, que anden en la calle”, remarcó.

En los próximos días también se liberarán las Tandas para el Bienestar, en beneficio de 290 pequeños negocios, talleres, o comercios para recibir un crédito de 6 mil pesos sin intereses y pagaderos en un año; el monto del préstamo puede incrementarse si el deudor paga en tiempo y forma.

También 643 universitarios de Acambay y todos sus bachilleres recibirán una beca de estudios.

Por la tarde, López Obrador se reúne con la población de Ixtlahuaca, Estado de México.