PRI exige a AMLO explicar como pagará la consulta popular sobre el NAICM

23

La fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados presentó un punto de acuerdo para solicitar el presidente electo, que aclare el mecanismo que se empleará para consultar a la ciudadanía sobre la ubicación del Nuevo Aeropuerto.

Los legisladores priístas buscan que Andrés Manuel López Obrador explique la metodología para validar las preguntas de la consulta, el origen y el monto de los recursos que se utilizarán para pagarla, así como la base legal para que su resultado sea vinculatorio.

Los priístas argumentaron que de acuerdo con una encuesta de la empresa Consulta Mitofsky, cerca del 65 por ciento de la población no está interesada en participar en esa consulta; solo tres de cada 10 ciudadanos han escuchado los debates sobre el Aeropuerto en medios de comunicación; y en el último mes, el interés en participar en ese ejercicio cayó de 45 a 31 por ciento.

Los legisladores del partido cuyo gobierno promovió como su obra más importante, la construcción del Nuevo Aeropuerto, añadieron que existen muchas dudas sobre la manera en que se realizará la consulta, ya que hasta el momento se desconoce el mecanismo para aplicarla, su metodología, de dónde saldrán los recursos para pagarla, qué empresas participarán y qué sucederá con sus resultados.

Lo cierto, añadieron, es que la ciudadanía conoce del alcance, impacto y beneficios del proyecto del Aeropuerto en construcción, aunado a que tienen presente que el actual Aeropuerto internacional de la Ciudad de México, está definitivamente saturado.

Afirmaron que para determinar la ubicación de la terminal en construcción, se tomó en cuenta la opinión de expertos a nivel nacional e internacional, de instancias como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), entre otros actores que realizaron estudios técnicos de aeronáutica, hidrología, geotecnia y viabilidad.

En su conjunto dichas organizaciones e instituciones concluyeron que el mejor lugar para construir la terminal es Texcoco, dijeron.

Al salir en defensa del Nuevo Aeropuerto, los legisladores del tricolor subrayaron que será uno de los tres más grandes del mundo, atenderá a 70 millones de pasajeros al año y como máximo llegará a 125 millones de viajeros.

Cuando la obra esté lista, contará con seis pistas con una capacidad de hasta 200 movimientos de aviones por hora, lo que representa más de 1 millón de movimientos anuales; será seis veces mayor a la terminal actual; y su costo total será de 13 mil 300 millones de dólares, financiable por la inversión privada hasta en un 70 por ciento.

Insistieron en que la obra en curso no generará deuda pública, permitirá desarrollar obras de gran magnitud en materia hidráulica, reducirá el riesgo de inundaciones en la zona en que se construye, y el 100 por ciento del agua que utilizará, es tratada.

Aseguraron que la construcción permitirá rescatar una zona que ecológicamente está degradada, dará paso a la creación del Bosque Metropolitano, y se acondicionarán nuevos humedales para proteger la biodiversidad de la región.

Incluso aseguraron que de acuerdo al Colegio de Ingenieros Civiles de México, la obra en Texcoco, que tendrá un costo en pesos de 285 mil millones, es menor a la del proyecto en la base militar de. Santa Lucía, que costaría 100 mil millones de pesos más, al llegar a 385 mil millones de pesos.

Expusieron que según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la mejor opción es continuar la obra en marcha, ya que sería más rentable, más accesible y tiene mayores ventajas.

El Colegio de Pilotos, agregaron los congresistas, ha señalado que tener en funcionamiento en la actual aeropuerto y la base de Santa Lucía es poco viable, aunado a que se saturarían en un plazo de cinco a ocho años.

Por todo lo anterior, recalcaron, es preciso que la Cámara de Diputados solicite al presidente electo haga las aclaraciones pertinentes.