PRI pide no aplazar fechas de apagón analógico

25

La presidenta de la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados, Ivonne Ortega, manifestó su postura a favor de mantener los plazos legales establecidos para culminar con el apagón analógico.

La legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), señaló que es necesario e indispensable escuchar a quienes han solicitado aplazar la fecha final del apagón analógico, sin embargo, insistió en que es preciso dar certeza a los usuarios de servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, cumpliendo en tiempo y forma con la medida referida.

Ortega Pacheco señaló en el debate sobre retrasar el cumplimiento del proceso de Transición Digital Terrestre (TDT), es necesario valorar que los beneficios de cumplir la norma serán mayores, que diferir el cumplimiento.

“Debe considerarse el plazo establecido, porque modificarlo es  aplazar el tiempo para recibir dichos beneficios”, insistió.

La congresista calificó como “respetables” los llamados a posponer el “apagón”, ya que los radiodifusores públicos requieren apoyo para acceder a la tecnología necesaria y ofrecer señales de calidad, no obstante, señaló que es “más importante” dar certeza  a los ciudadanos, que esperan tener señales digitales al finalizar el 2015.

La transición de la señal analógica a digital “es parte de un proceso más grande, que eventualmente nos llevará primero a liberar un gran espacio en la frecuencia de los 700 Mhz, para ser utilizado en una serie de servicios, primordialmente el internet, en la mayor parte del territorio nacional”, dijo.

Es por ello que la discusión sobre el apagón analógico no es tan sencilla como cumplir o incumplir con la fecha del 31 de diciembre de 2015, sino que hay procesos adicionales más amplios y complejos, que implican el acceso a la red de internet, no solo a señales de televisión y radiodifusión digitales, remarcó.

“Adicionalmente, hay que difundir las ventajas de liberar el espacio que actualmente ocupa la señal analógica y que la gente sepa lo que ya está previsto en la reforma de telecomunicaciones: la instalación de la red compartida y los servicios que de ella derivarán, como mejor internet, apertura del mercado que da ese servicio y otros de carácter social, como la telemedicina o la teleducación”, aseguró.

“Hay un plazo establecido y de él derivan muchos beneficios; modificar el plazo es también aplazar el tiempo para recibir esos beneficios”, insistió.