Promueven el cabildo de Cuernavaca la creación del Consejo Municipal para prevenir la discriminación

Se someterá a revisión la propuesta presentada por la regidora Wendi Salinas Ruiz, presidenta de la Comisión de Organismos Descentralizados. Uno de los propósitos es incorporar la perspectiva de no discriminación en políticas públicas y fomentar la igualdad de oportunidades dentro del municipio

74

Con el objeto de combatir las causas que impiden y obstaculizan el desarrollo de todos los sectores de la población cuernavacense, el Cabildo de Cuernavaca analiza la creación del Consejo Municipal para Prevenir la Discriminación, mediante el cual se diseñarán, implementarán y dará seguimiento a las políticas públicas de cero tolerancia a cualquier acto de acoso y violencia, trabajando en una ciudad más incluyente y no discriminatoria.

Al presentar el punto de acuerdo, la regidora Wendi Salinas Ruiz, presidenta de la Comisión de Organismos Descentralizados, explicó que, en base a la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (ENADIS) 2010, nueve de cada diez mujeres, personas con discapacidad, indígenas, de la diversidad sexual, adultos mayores y pertenecientes a minorías religiosas, opinan que padecen discriminación por su condición; aunado a que una de cada tres personas pertenecientes a dichos grupos dijo haber sido segregada y discriminada en el ámbito laboral.

Por ello, la regidora Wendi Salinas indicó que acatando lo establecido dentro del marco jurídico del Estado Mexicano y de la Ley Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación en el Estado de Morelos, la creación de los Consejos Municipales es fundamental para seguir trabajando a favor de la igualdad, el respeto y la tolerancia, teniendo la facultad de fomentar la eliminación de las diferentes formas de discriminación, así como generar y promover políticas públicas, programas, proyectos o acciones cuyo objeto o resultado esté encaminado a la prevención y eliminación de la discriminación y el derecho a la igualdad.

Tras reconocer la importancia que tendrá el Consejo Municipal para Prevenir la Discriminación y, a petición del regidor Víctor Adrián Martínez Terrazas, el cuerpo edilicio autorizó que el acuerdo fuera turnado a la Comisión de Gobernación y Reglamentos, así como a la Consejería Jurídica para su análisis a profundidad, determinando sus alcances y en caso de requerirlo, establecer una partida presupuestal para el ejercicio de sus funciones.

El presidente municipal, José Luis Urióstegui Salgado, acentúo que al ser un tema de suma relevancia y que todas y todos los integrantes del Cabildo respaldarán, debe ser estudiado y nutrido en seguimiento a políticas públicas de corto, mediano y largo plazo a favor de los derechos humanos.

El Consejo Municipal para Prevenir la Discriminación, en caso de ser aprobado, será el órgano colegiado encargado de elaborar instrumentos de acción pública que contribuyan a incorporar la perspectiva de no discriminación en el ámbito de las políticas públicas; fomentar la igualdad de oportunidades dentro del municipio con principal atención a los grupos en situación de discriminación; impulsar y promover la capacitación y sensibilización de las personas servidoras públicas del Ayuntamiento en temas de igualdad, inclusión y no discriminación; promover la presentación de denuncias o quejas por actos discriminatorios ante las instancias correspondientes para la defensa del derecho a la no discriminación, y demás que le otorgue la normativa aplicable.