Protestas pro democracia en Brasil condenan el asalto al Congreso

8

Nuevas movilizaciones se registraron en distintas ciudades de Brasil en las últimas horas. A diferencia de las acontecidas el pasado domingo, estas no serían comandadas por simpatizantes de Jair Bolsonaro, sino por ciudadanos que apoyan el estado democrático del país.

El pasado lunes, miles de brasileños tomaron las calles en distintas ciudades y pueblos del país. Bajo el canto de “Bolsonaro a prisión”, se movilizaron exigiendo justicia por los actos vandálicos del pasado domingo. Uno de los movimientos más vocales se presentó en la ciudad de Sao Paulo, donde una gran cantidad de ciudadanos se reunieron el pasado lunes.

Según lo recogido por la BBC, los participantes del evento mostraron su apoyo a las instituciones gubernamentales y rechazaron el asalto a la sede del Congreso en Brasilia. El color rojo, representativo del Partido de los Trabajadores, fue predominante durante la marcha. Este mismo partido es el que corresponde al actual presidente Luiz Ignacio Lula Da Silva.

Además de condenar los hechos, los manifestantes exigieron castigos ejemplares para los presuntos golpistas y aquellos que financiaron su movimiento. Varios asistentes declararon que el violento episodio del domingo fue un claro ejemplo de las políticas de Bolsonaro y motivo por el cual no debe ser aceptado nuevamente en el país.

Desde el asalto del domingo, las autoridades brasileñas han detenido a 1,500 participantes. Estos se suman a los iniciales 300 que miembros de la policía militar detuvieron en el Congreso.

El presidente Lula Da Silva anunció que los responsables cargarán con todo el peso de la ley por sus acciones. Además, los iniciadores y auspiciantes de esta movilización serán descubiertos y detenidos para ser juzgados.