Rebeldes sirios decapitan a menor de 12 años porque su padre apoya al gobierno de Assad

66

La grabación muestra como cinco hombres presentan al niño asustado en la parte trasera de un camión mientras uno de ellos lo agarra del pelo. Posteriormente, aparecen imágenes del mismo hombre aparentemente cortando la cabeza al niño, que podría tener menos de 10 años, según informa la BBC.

Los hechos habrían tenido lugar en Handarat, al norte de Alepo, donde ha habido fuertes combates en los últimos días. La zona coincide con la ubicación del campo de refugiados palestinos no oficial de Ein El Tal, que fue el hogar de unas 7.000 personas antes de que fueran desplazadas por grupos armados en 2013.

Las imágenes del niño, que algunos medios sociales identifican como «Abdullah Issa», han aparecido por primera vez en la mañana de este martes, recoge el medio británico. En el vídeo, los hombres señalan que el pequeño es un luchador de Liwa al-Quds (la brigada Jerusalén), una milicia pro gubernamental palestina que opera en la zona de Alepo.

Enab Baladi, una web de noticias cercana a los opositores sirios, ha sido quien ha desvelado la ubicación. Además, ha señalado que las personas que aparecen en la grabación son miembros del grupo rebelde local, Movimiento al-Din al-Nour Zinki. El mismo medio recoge unas declaraciones de Yasser Ibrahim Youssef, miembro de la oficina política del grupo, en las que asegura que una comisión independiente ya ha sido designada para investigar el incidente y que cualquier persona que haya estado implicada pasará a manos de la justicia militar.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, ha confirmado que ha habido enfrentamientos violentos entre las fuerzas pro-gubernamentales y los rebeldes en las proximidades de Handarat este martes, y que ha recibido una copia de un viseo que muestra a combatientes matando a un niño que habían capturado.

Por su parte, un informe publicado por Amnistía Internacional a principios de este mes detallaba una serie de violaciones presuntamente cometidas por los combatientes del Movimiento al-Din al-Nour Zinki, incluyendo secuestros y torturas.