Reducción de sentencia de abuso a menor por supuesta homosexualidad causa controversia

36

El fallo de dos jueces que redujeron la pena a un hombre que violó a un niño de seis años, al considerar como “atenuante” que el menor es homosexual y está acostumbrado a los abusos sexuales, provocó hoy un escándalo en Argentina.

El inédito dictamen disminuyó la condena a Mario Tolosa, dirigente del club de futbol en el que jugaba el niño, de seis años dictados originalmente, a tres años y dos meses de prisión.

La fiscalía protestó contra el fallo y obtuvo que se abra un juicio político en contra de los jueces, a quienes consideraron “perversos” y a sus razonamientos como “irracionales”.

La sentencia fue firmada por los jueces Benjamín Sal Llargués y Horacio Piombo, quienes arguyeron como “atenuante” que la víctima ya tiene definida su orientación homosexual, pese a tener sólo seis años.

Estimaron además que Tolosa no cometió “abuso sexual agravante ultrajante” sino “abuso sexual simple”, porque el niño ya había sido violado anteriormente.

“Efectivamente, el imputado ha tenido para con este infortunado niño comportamientos lascivos (pero) afecta una insondable duda que tiene por base esa familiaridad que el niño ya demostraba en lo que a la disposición de su sexualidad se refiriera”, señalaron.

En todo caso, agregaron, “y a esa corta edad, transitaba una precoz elección de esa sexualidad ante los complacientes ojos de quienes podían (y debían) auxiliarlo en ese proceso”.

La reducción de la pena permitiría que Tolosa quede en libertad sin pisar siquiera la cárcel, pese a que se demostró que el 6 de marzo de 2010 llevó al niño al baño del club de futbol para abusar de él, como apunta el expediente, utilizando la violencia.

Piombo reiteró este lunes en una entrevista radial que el delito de violación no estaba a debate, “pero no fue tan ultrajante” porque el menor ya “vivió la situación antes con otro victimario, no hay agravante, no le puedo decir otra cosa, el Código Penal es así”.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, advirtió que “el fallo de los jueces Piombo y Sal Llargués da vergüenza. Decir que la presunta orientación sexual de un chico de seis años abusado es causal de reducción de pena para el abusador es repugnante”.