«Remodelamos las instalaciones del Hospital General “Dr. Carlos Calero” de Cuernavaca» la columna de Guillermo del Valle

95

Por: Guillermo del Valle Reyes.

A mi llegada como Delegado Estatal del ISSSTE, una de las más sentidas demandas de los dirigentes estatales de las principales federaciones sindicales y sindicatos afiliados al ISSSTE, como son mis apreciados amigos: Gil Magadán Salazar, Basilídes Nava Ariza, Martín Curiel Gallegos y María Eugenia Ocampo Bedolla, entre otros, fue y es que el ISSSTE vuelva a prestar el servicio de segundo nivel de atención médica en las instalaciones que ocupó el Hospital General “Dr. Carlos Calero Elorduy” de Cuernavaca.

En un afán de atender tan sentida petición gremial, a la que recientemente se ha sumado la también estimada amiga y dirigente seccional del SNTE, Gabriela Bañón Estrada, iniciamos una intensa labor de gestoría ante las correspondientes instancias institucionales para que nos fuera autorizada la obra de remodelación en las instalaciones de la avenida Álvaro Obregón número 335, colonia Centro de Cuernavaca.

Todo lo hecho tuvo el objetivo de mejorar y fortalecer el servicio y la atención que proporcionamos a nuestra derechohabiencia a través de la Clínica de Medicina Familiar de Cuernavaca, que funcionaba desde hace casi 30 años en las mismas instalaciones ubicadas en la calle de Humboldt, en la colonia Centro. Afortunadamente nuestro esfuerzo conjunto encontró eco.

Se nos autorizó la remodelación del primer edificio de las instalaciones, con lo que más de 90 mil derechohabientes del ISSSTE de las zonas Centro, Sur-Poniente y Norte de Morelos, ganaron en amplitud y comodidad al ser atendidos en la reubicada Clínica de Medicina Familiar de Cuernavaca.

Además fueron adaptados nuevos espacios en los cuales se realizan jornadas de activación física de los pacientes y del personal, así como el programa “El Milagro del Movimiento” para jubilados y pensionados del Instituto.

De la misma manera, los trabajadores de la CMF Cuernavaca desempeñan su estimable labor en mejores condiciones, dado que el área remodelada quedó como “nueva”.