Ricardo Anaya exige a Gobierno Federal resolver conflicto con la CNTE

10

El presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, consideró que no implementar adecuadamente la Reforma Educativa implica condenar a los niños y jóvenes de Guerrero a una perpetua marginación.

“No queremos que la pobreza y la falta de oportunidades se sigan transmitiendo de generación en generación, mientras unos cuantos líderes sindicales se benefician a costa de la mayoría de la población”, aseguró Anaya.

Luego de reunirse con empresarios y pequeños comerciantes de Acapulco, Guerrero, Anaya Cortés  llamó al gobierno federal y estatal para garantizar el libre tránsito por la autopista del Sol y las distintas carreteras de la entidad, al mismo tiempo que pidió a los dirigentes de la CNTE no realizar actos vandálicos en contra de negocios, comercios y oficinas públicas.

“Hacemos un llamado a los gobiernos federal y estatal a que con toda seriedad y contundencia lleven a cabo un trabajo conjunto para terminar con este flagelo que los guerrerenses no merecen”, subrayó.

Ante representantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Cámara de Comercio Servicios y Turismo (Canaco), la Asociación Mexicana de Hoteles, la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (AHETA) y Restauranteros Unidos de Acapulco, el Presidente Nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, aseguró que Guerrero es un estado con enorme potencial económico gracias a sus recursos naturales y su infraestructura turística, sin embargo se encuentra en una situación muy complicada por la falta de aplicación de la ley.

“Duele ver cómo está Guerrero: con bloqueos, asesinatos, violencia indiscriminada y una autoridad ausente”, aseguró.

Los representantes de la iniciativa privada y pequeños comerciantes, le externaron su preocupación por los sucesos que se han vivido en el estado en las últimas semanas. Con una notable desesperación, explicaron la afectación que han causado a sus negocios las marchas y plantones de la CNTE, así como la escalada de violencia en la entidad, lo que ha generado el cierre de pequeñas empresas y, por lo tanto, la pérdida de cientos de empleos.

En este sentido, el líder nacional de los panistas enfatizó que según datos del INEGI, Guerrero ocupa el lugar 30 a nivel nacional en lo que respecta al grado promedio de escolaridad, que en el estado es solamente de 7.7, mientras que el promedio nacional es de 9.1. Además, en otros indicadores del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, Guerrero es de los estados que presenta un peor desempeño.

Horas más tarde ofreció una conferencia de prensa en la que reprochó y lamentó que los niveles de inseguridad en el estado sean tan altos como en el año 2013 que ha sido de los más críticos.

«Estamos profundamente preocupados, consternados por los niveles de inseguridad crecientes que se está viviendo en el estado de Guerrero y particularmente aquí en Acapulco, como ustedes saben estamos prácticamente en los peores momentos del año 2013, con consecuencias terribles para la gente particularmente aquí en Acapulco», recalcó.