Se muere por una congestión alcohólica; despierta en la morgue y sigue bebiendo

126

La noticia de un joven Ruso que falleció por beber demasiado y luego despertó en la morgue para continuar su parranda está dando la vuelta al mundo rápidamente.

Resulta que el joven se encontraba tomando con su grupo de amigos cuando de pronto se desplomó frente a ellos. Los estudiantes llamaron a una ambulancia, pero los paramédicos dijeron que ya no había nada que hacer pues había perdido la vida.

Tras unas horas en la cámara refrigeradora de un tanatorio, el muchacho despertó y gritó hasta que una enfermera logro escucharlo. La misma mujer lo ayudó a recuperarse.

Luego de un rato, regresó con sus amigos y siguieron con la fiesta. Ahora sí que no estaba muerto, estaba de parranda.