Se realiza en Morelos el Tercer Encuentro Nacional de Cerería Tradicional

35

Los días viernes 20, sábado 21 y domingo 22 de noviembre, Morelos fue anfitrión del Tercer Encuentro Nacional de Cerería Tradicional,  que se llevó a cabo en sedes del Centro Histórico de Cuernavaca, entre las que se encontraron el Centro Cultural Jardín Borda y el Museo Morelense de Arte Popular (MMAPO). El encuentro permitió el intercambio de saberes entre artesanos de los estados de Guanajuato, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y el Distrito Federal mediante mesas de trabajo, un taller de elaboración de ceras para el público en general, creación de ceras originales, una procesión con dichas ceras por el Centro Histórico y su exposición en el Presbiterio de la Catedral de Cuernavaca.

Con el firme objetivo de contribuir a la preservación del arte de la cerería tradicional mexicana mediante la transmisión del conocimiento artesanal y el fortalecimiento de la labor de los maestros cereros a través de la capacitación y la provisión de espacios destinados al intercambio de técnicas y experiencias sobre cerería, el Tercer Encuentro nacional de Cerería Tradicional dio inicio la mañana del viernes 20 de noviembre con una ceremonia protocolaria celebrada en la Sala Manuel M. Ponce del Centro Cultural Jardín Borda. En ella, con un presídium integrado por José Valtierra, director general de Museos y Exposiciones de la Secretaría de Cultura, Rodolfo Candelas y Enrique Rodríguez, director y coordinador del MMAPO, respectivamente.

“Este encuentro se trata de que ustedes, que muchas veces a lo largo del año no se pueden ver debido a las largas distancias que los separan, en estos tres días convivan, intercambien, aprendan unos de otros y que se den cuenta de que no están solos, de que son una comunidad extensa que abarca toda la república –expresó Rodolfo Candelas en la ceremonia de inauguración-. Lo que ustedes hacen vale y sigue valiendo y hoy por hoy es una expresión viva del arte popular, un arte íntimamente ligado a las fiestas. Eso que ustedes hacen y ofrendan hace que todas las personas de las comunidades de las que ustedes vienen, sigan sintiendo cariño, gusto y amor por el lugar del que proceden. Y eso es muy importante, sobre todo ahora. Sin ustedes no hay encuentro, sin ustedes no hay cerería, sin ustedes no hay tradición. Su presencia hará que la gente se sienta orgullosa no sólo de lo que se hace en Morelos, sino de lo que se produce en todo el país.”

Al término de la ceremonia de inauguración, en el mismo recinto se celebró la mesa de trabajo “Problemáticas de la cerería en la actualidad”, un espacio en el que los maestros cereros provenientes de todas partes de la república pudo compartir su particular visión de la cerería, sus métodos, símbolos y procesos, con el resto de los asistentes. Más tarde, en el Jardín de las Rosas, la teoría dio paso a la práctica: el nutrido grupo de maestros cereros echó mano de sus materiales para empezar a elaborar ceras originales con el fin de exhibirlas en la procesión y mostrarlas en el Presbiterio de la Catedral, al tiempo que compartían entre sí consejos relativos a las particularidades de su arte.

Al día siguiente, el taller de elaboración de ceras entre maestros en el Jardín de las Rosas continuó, simultáneamente al taller de cerería para público en general en el MMAPO. Al anochecer, los maestros cereros se trasladaron a la Catedral de Cuernavaca para ofrecer la Ofrenda de Ceras del Encuentro, para posteriormente y hombro a hombro con las personas egresadas del taller de cerería para el público en general, los maestros cereros iniciaron un luminoso recorrido por las calles del Centro Histórico para mostrar los resultados del intercambio de saberes acontecido durante el encuentro. Les acompañaron bandas de viento y músicos procedentes de las diversas regiones de las que los maestros cereros son originarios.

“Los cereros, pocos son los que venden en una galería –expresó a su vez Enrique Rodríguez durante la ceremonia de inauguración, llamando la atención sobre la importancia de compartir el conocimiento para preservar el patrimonio inmaterial mexicano-. La mayoría de sus obras son ofrendas que se queman en honor de lo que la mayoría de los mexicanos cree. Las ceras son un ofrecimiento sublime y efímero, pero también la vida misma es efímera. Hacer de lo efímero arte; eso sólo lo hacen los artesanos mexicanos. Ustedes son los más grandes maestros por su generosidad, por compartir aquí lo que saben, entre ustedes.” El Tercer Encuentro Nacional de Cerería Tradicional busca revalorar la actividad artesanal de la cerería tradicional en Morelos y el resto del país, así como coadyuvar a la difusión, revaloración y preservación del patrimonio cultural intangible, presente en las ceras escamadas, y difundir el contexto cultural de la cerería tradicional: su organización comunitaria, la creación colectiva, sus fiestas, ritos, danzas y música.

Como última actividad del encuentro, la mañana del domingo 22 de noviembre, se celebró la ceremonia de clausura y entrega de reconocimientos en el MMAPO, presidida por Rodolfo Candelas y Enrique Rodríguez. Ahí, los maestros cereros de todo el país vertieron opiniones acerca de la vigencia y el valor de su arte, confirmando así la importancia de mantener el contacto constante y solidificar el quehacer artesano dándole un sentido de comunidad.