Senador del PAN propone dar becas de 35 mil a niños para que vayan a escuelas privadas y mejorar la educación en México

28

El Estado debería dar créditos fiscales o “vales” o “becas” de 35 mil pesos anuales a familias, para que éstas decidan en qué escuela inscriben a sus hijos y qué tipo de educación les proporcionan, planteó el senador del Partido Acción Nacional (PAN), Francisco Búrquez.

Lo anterior, al proponer cambios a los artículos 3 y 73 de la Constitución, cuyo fin es “terminar con el monopolio” del gobierno en la programación y planeación educativa.

El también presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano en la sede senatorial, señaló que la intención de la reforma a presentar en la Comisión Permanente, es “empoderar” a los padres de familia, promover la innovación en materia educativa y superar la “estandarización”.

Búrquez Valenzuela dijo que con esas medidas, el Estado financiaría a las familias y no  a las “burocracias educativas”; permitiría a los padres de familia elegir libremente la forma de educar a sus hijos; así como promover la competitividad en materia escolar y por ende, el mejoramiento de los servicios en cuestión.

“En vez de gastar tanto dinero para terminar brindando una mala educación, esta iniciativa plantea que se entregue directamente este financiamiento de hasta 35 mil pesos anuales, en forma de una beca educativa, a los padres de cada niño para que sean ellos quienes tengan el poder de decidir qué tipo de educación y qué escuela es la mejor opción para sus hijos”, apuntó.

El congresista indicó que en el país, ocho de cada 10 pesos del presupuesto educativo se destina al pago de nómina, lo que confirma que la inversión en esa materia se va al gasto burocrático, no a la mejora de la calidad educativa.

Al afirmar que toma de decisiones en la materia debería estar en manos de las familias y no de las cúpulas sindicales ni de la burocracia gubernamental, recriminó que el Estado esté más ocupado en mantener “arreglos cupulares” con el gremio magisterial, que en cumplir la obligación de brindar educación de calidad.

“Por eso, todo aquel que puede, inscribe a sus hijos en escuelas privadas para escapar de este sistema. Incluso aquellos que defienden con sus palabras la educación pública, no dudan en inscribir a sus hijos en escuelas privadas”, aseveró.

Indicó que de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el modelo de financiamiento educativo a través de incentivos fiscales y becas es efectivo, ya que 25 de 53 países que participaron en un estudio hecho por ese organismo lo aplican; y nueve de ellos se encuentran entre los primeros 20 lugares del Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA).

Al insistir en que el sistema educativo en México está “en manos equivocadas”, porque no es el gobierno, sino las familias las que toman las decisiones sobre el futuro de los hijos, el legislador panista consideró que no hay razones para mantener el modelo uniforme y “monopólico” vigente.

Con el mecanismo propuesto, aseveró, los padres de familia tendrán el poder de decidir sobre la educación de sus hijos, elegir las mejores opciones académicas; así como “premiar” o “castigar” las mejores y peores prácticas.