«Simia en tacones» el comentario racista contra Michelle Obama

45

Un comentario racista sobre Michelle Obama generó una controversia que derivó en la renuncia de una alcaldesa del estado de Virginia Occidental, en Estados Unidos.

Pamela Ramsey Taylor, quien lidera una organización sin fines de lucro en el condado de Clay, se refirió a la primera dama de EE.UU. como un «simio».

Y, en lugar de censurarla, la alcaldesa de la localidad celebró el comentario públicamente, lo que le terminó costando el puesto.

«Será refrescante tener una elegante, bella y digna primera dama en la Casa Blanca. Estoy harta de ver a un simio con tacones», escribió primero Ramsey.

«Esto acaba de alegrarme el día, Pam», fue la respuesta de la alcaldesa de Clay, Beverly Whaling, al comentario.

Clay tiene una población de nada más 491 personas y, según el censo de 2010, ahí no reside ningún afroestadounidense.

De acuerdo con dicho censo, el 98% de los habitantes del condado son blancos.

El comentario de Facebook apareció publicado en el canal local de noticias WSAZ3
El comentario de Facebook apareció publicado en el canal local de noticias WSAZ3: «Será tan refrescante tener a una elegante, bella y digna primera dama en la Casa Blanca. Estoy cansada de ver a un simio en tacones».

Reacción

La controvertida publicación de Facebook se difundió por todo el país y apareció en medios de comunicación internacionales.

Una petición que pide que ambas mujeres sean despedidas recolectó más de 85.000 firmas en unas pocas horas.

En un comunicado entregado al periódico The Washington Post, la alcaldesa Whaling dijo: «Mi comentario no tuvo la intención de ser racista en lo absoluto», y se disculpó «porque se salió de proporción».

«¡Me refería a que me había alegrado el día por el cambio que tenemos en la Casa Blanca! ¡Me disculpo sinceramente por el mal sentimiento que esto haya causado! ¡Aquellos que me conocen saben que de ninguna forma soy racista!«, dijo.

No obstante, en la tarde de este martes, el Concejo del Condado de Clay le aceptó la renuncia a Whaling y anunció que una nueva persona será designada con celeridad para llevar adelante la tarea durante los tres años de mandato que restan.

La futura y actual primera dama se reunieron en la Casa Blanca el pasado lunes luego de la victoria de Donald Trump.

Jason Hubbard, miembro del concejo, calificó la publicación de Facebook como «horrible e indecente», y aclaró que el racismo y la intolerancia expresados en ese mensaje no representan a la comunidad.

«Por favor, no juzguen a una comunidad entera por uno o dos actos individuales», afirmó.

Además, en nombre de todo el condado, Hubbard le envió sus disculpas a Michelle Obama y a todas las personas ofendidas por el mensaje.

Por su parte, Taylor le dijo al canal local de noticias WSAZ, el primero en publicar la historia, que reconocía que su comentario podía ser «interpretado como racista, pero de ninguna manera tuvo esa intención», y que allí expresaba su opinión personal sobre la belleza física, no el color de la piel de una persona.

Le dijo a la estación de noticias que estaba considerando emprender acciones legales contra varias personas, cuyos nombres se desconocen.

Protesta contra el racismo en la campaña de Donald TrumpImage copyrightGETTY IMAGES
Image captionLa campaña de Donald Trump estuvo marcada por acusaciones de racismo.

La organización de desarrollo del condado de Clay, cuya directora es Taylor, está parcialmente financiada a través de subvenciones estatales y federales, y se encarga de proveer servicios a residentes mayores de edad y de bajos ingresos.