Sismo de 4.0 grados Richter deja más de 2 mil damnificados en Italia

28

El balance provisional del sismo de 4.0 grados Richter que la noche de este lunes afectó a la isla italiana de Ischia es de dos muertos, 39 heridos y dos mil 600 damnificados, mientras expertos denunciaron que los daños se debieron a que los inmuebles fueron construidos sin respetarnormas de seguridad.

En tanto, Protección Civil confirmó que fueron rescatados con vida dos niños, de siete y 11 años de edad, que permanecieron más de 12 horas sepultados bajo los restos de su vivienda. En la madrugada los socorristas extrajeron ileso a su hermano de siete meses de edad, así como a sus padres que presentaban diversas heridas.

Las víctimas resultaron ser dos mujeres, una anciana que fue alcanzada por los escombros de una iglesia semidestruida y otra que quedó sepultada por su vivienda.

El sismo se registró a las 20:57 horas locales del lunes y en un primer momento fue clasificado de 3.6 grados Richter y con un epicentro en el mar a 10 kilómetros de profundidad frente a las costas de Nápoles.

Este martes, sin embargo, el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) informó que la magnitud fue de 4.0 grados Richter y que el epicentro estuvo a cinco kilómetros de profundidad.

De cualquier manera los expertos consideraron que los daños causados por el movimiento telúrico fueron excesivos y los atribuyeron a la ilegalidad en las construcciones de los inmuebles de la zona.

Michele Buonomo, presidente de la asociación ambientalista Legambiente, denunciò que la sureña región de Campania, a la que pertenece Ischia, encabeza la lista de la ilegalidad en el ciclo del cemento costero utilizado para las construcciones, que en muchas ocasiones es mezclado con arena de mar, lo que lo vuelve más frágil.

“Es alucinante que un sismo de esa magnitud pueda provocar daños y víctimas en nuestro país, que confirma ser extremadamente vulnerable”, dijo a su vez el presidente del Consejo Nacional de Geólogos, Francesco Peduto.

De la misma opinión fue Egidio Grasso, presidente de la Orden de Geólogos de Campania, según el cual los derrumbes y víctimas obedecieron a un fenómeno de amplificación sísmica local o a las construcciones mal hechas, ilegales y sin ninguna norma antisísmica.