Tren Maya dará un levantón al sureste: AMLO

El Presidente dio el banderazo a trabajos del tramo 2 del Tren Maya, que va de Escárcega a Calkiní, en Campeche

251

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la inversión para construir el Tren Maya es para dar un “levantón” a la economía del sureste del país, abandonada durante los últimos 40 años.

Al inaugurar el tramo 2 que va de Escárcega a Calkiní, el mandatario informó que esta obra de 236 kilómetros a cargo de Grupo Carso tendrá un costo de 18 mil 500 millones de pesos y tiene el objetivo de concluirse en 28 meses.

“En los últimos 40 años, a partir que se empezó a aplicar la política neoliberal en el norte del país la tasa de crecimiento anual llegó a ser hasta de 6 por ciento, en el bajío, en el centro del 4 por ciento anual y en el sur sureste cero crecimiento en 40 años. Por eso ahora queremos que salga adelante el sureste; no se va a abandonar el norte, el bajío, el centro, nada más es darle un levantón que necesita el sureste, es tiempo de darle la atención que merece”, dijo.

López Obrador comentó que con esta obra no se pretende afectar a ningún ciudadano y por el contrario, se busca traer mejores condiciones sociales y económicas para los pueblos de la región. Y es que se está trabajando con personal de ONU Hábitat para convencer a la población que tenga que ser reubicada.

“Tenemos que convencer, persuadir a los habitantes de Escárcega para que mediante el consenso, el convencimiento se logren acuerdos, nadie va a salir perjudicado, la obra es para beneficiar al pueblo, no para perjudicar” agregó.

El Presidente explicó que cuando se firmó el contrato con Grupo Carso, se hizo el compromiso de palabra para que la obra no tenga un sobrecosto del presupuesto programado. Y reiteró que contrario a las críticas, el proyecto está respetando y mejorando el medio ambiente, así como la a oportunidades para la región.

“Por eso me interesaba venir, tenemos que abrirnos paso a pesar de los pesares, tenemos que ir a la nueva normalidad y nueva normalidad que significa reabrir actividades económicas, sociales, culturales, iniciar la industria, reiniciar los trabajos de la industria de la construcción con cuidado, con los protocolos que nos están recomendando las autoridades sanitarias pero ya empezar a trabajar”, abundó.

El Presidente celebró que el tren abra la posibilidad de conectar las ciudades más importantes del mundo maya como Calakmul a la que llamó el Nueva York de esos tiempos.