Trump se fortalece hacia la candidatura presidencial

12

En la primera encuesta telefónica nacional estadounidense desde que Donald Trump se ganó el rechazo de los líderes de Partido Republicano por sus comentarios sobre el servicio militar del senador John McCain, el magnate de los bienes raíces ha aumentado su base de apoyo entre los electores y se encuentra a la cabeza de la carrera por la nominación del partido.

Una nueva encuesta descubrió que Trump cuenta con el apoyo del 18% de los republicanos, mientras que el exgobernador de Florida, Jeb Bush, tiene el 15%.

En tercer puesto se ubica el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, respaldado por el 10% de los votantes republicanos o inclinados al partido. Trump ha subido seis puntos desde la encuesta de junio, mientras que el apoyo por Bush y Walker no se ha movido de manera significativa.

Ninguno de los otros 14 candidatos republicanos mencionados en la encuesta consiguió un apoyo porcentual que llegara a los dos dígitos.

A pesar de que Trump actualmente está a la cabeza de la nominación, su ventaja no es firme. La mayoría de los votantes republicanos, un 51% aproximadamente, indica que el panorama todavía está muy abierto y es muy pronto para determinar al candidato por el que se decantarán.

Entre el grupo que ve la contienda por la candidatura como “muy abierta”, Bush recibió un 14% de apoyo, mientras Trump logró un 13% y Walker un 9%.

Trump está mejor posicionado entre los republicanos que dicen que se ha reducido a uno o dos candidatos, con el 24% de apoyo; Bush obtuvo el 16% y Walker, el 12%.

La popularidad de Trump entre los votantes republicanos no se traduce a un mayor registro de electores. Cuando compitió en una encuesta general contra los principales candidatos demócratas, Hillary Clinton y el senador Bernie Sanders, ambos le ganaron por un amplio margen. Bush y Walker se posicionaron a la par de los aspirantes del partido opositor.

El registro desfavorable de Trump también está en el cielo. El 59% de los votantes registrados tiene una opinión adversa hacia el empresario; el 42% de los simpatizantes del Partido Republicano, también.

Ninguno de los aspirantes republicanos tiene tan mala imagen a nivel nacional, a pesar de que muchos continúan con un bajo perfil.