Un recuento de las aprehensiones que ha realizado la Marina Armada de México

145

Elementos de la Marina Armada de México han estado al frente de la captura o muerte de varios de los más importantes criminales en las últimas dos décadas.

En la segunda recaptura de Joaquín Guzmán Loera, ocurrida este viernes 8 de enero, los marinos nuevamente se encargaron de las operaciones tácticas para localizar y reaprehender al líder del Cártel de Sinaloa.

Este es un recuento de algunas de sus principales intervenciones:

Joaquín Guzmán Loera

El líder del Cártel de Sinaloa ha sido detenido en tres ocasiones, dos de ellas durante dos operativos en los que la Marina ha participado de forma activa.

El 22 de febrero de 2014, marinos ingresaron a un departamento en el puerto de Mazatlán, Sinaloa, donde detuvieron al narcotraficante, luego de fugarse de un penal en Jalisco y permanecer 13 años desaparecido. Integrantes de esa fuerza también habían estado cerca de detenerlo en operativos realizados en la ciudad de Culiacán, también en Sinaloa, donde el capo logró huir por túneles secretos.

Tras su segundo escape de la prisión del Altiplano, en julio del 2015, la Marina participó en diversos operativos que buscaban dar con el paradero del sinaloense. En octubre, el gobierno informó que Guzmán resultó malherido al escapar de un operativo.

Finalmente este 8 de enero de 2016, marinos encabezaron un despliegue con otras fuerzas federales que llevó a la recaptura del líder del Cártel de Sinaloa.

Un avión de la Armada de México lo trasladó a la Ciudad de México para su reingreso al penal federal del Altiplano.

Miguel Ángel Treviño Morales

El Z-40 era considerado como el líder de Los Zetas hasta el 15 de julio de 2013 en el que marinos realizaron un operativo a 27 kilómetros de la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Considerado como uno de los criminales más sanguinarios, fue capturado en una camioneta junto a dos hombres que portaban armas de alto poder y dos millones de dólares.

“Un helicóptero de la Armada de México interceptó a esta pick-up, hizo una maniobra que llevó a que esta camioneta detuviera su marcha y fueron aprehendidos”, dijeron las autoridades.

Heriberto Lazcano Lazcano

El Lazca era otro de los máximos líderes que el gobierno federal tenía como alto objetivo. El 7 de octubre de 2010, la Marina informó que había “fuertes indicios” de que un operativo de sus efectivos llevó a la muerte de Lazcano en Coahuila.

“Una vez que se realizaron las primeras pruebas forenses correspondientes, se alcanzaron indicios que señalan que uno de los cuerpos es de Heriberto Lazcano Lazcano”, se detalló en un comunicado.

Sin embargo, las autoridades informaron horas después que el presunto cadáver del líder criminal fue robado por un comando en una funeraria de ese estado.

Marcos Arturo Beltrán Leyva

El Cártel de los hermanos Beltrán Leyva debe su nombre a los hermanos Alfredo, Héctor, Carlos y Marcos Arturo, este último asesinado durante un operativo de la Marina en Cuernavaca, Morelos.

La tarde del 16 de diciembre del 2009, fuerzas de la Marina realizaron un operativo en el que dieron con una casa de seguridad de Marcos Arturo en la capital de Morelos.

Luego de un enfrentamiento con armas de alto poder, las autoridades confirmaron la muerte del capo al lado de otros tres de sus hombres de confianza.

Ezequiel Cárdenas Guillén

Apodado Tony Tormenta, este narcotraficante fue el sucesor de su hermano Osiel en el liderazgo del Cártel del Golfo.

El 5 de noviembre de 2010, durante un enfrentamiento entre marinos y hombres armados en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas, murió Cárdenas Guillén.

Nazario Moreno

Aunque el gobierno federal lo dio por muerto cuatro años antes, Nazario Moreno en realidad falleció el 9 de marzo de 2014 en un enfrentamiento con marinos en Tumbiscatío, Michoacán.

El gobierno federal tuvo que rectificar sobre la supuesta muerte del líder de la Familia Michoacana y fundador de los Caballeros Templarios, las dos principales organizaciones criminales en el territorio michoacano.

Sergio Villarreal Barragán

Otro objetivo capturado por la Marina fue Sergio Villarreal Barragán, quien el 12 de septiembre de 2010 cayó en manos de los militares en un operativo desarrollado en la ciudad de Puebla.

La aprehensión del Grande, operador del Cártel de los Beltrán Leyva, fue considerada en su momento como un “golpe contundente al crimen organizado”.

Teodoro García Simental

El Teo, uno de los líderes del cártel de los hermanos Arellano Félix y quien fue señalado como responsable de la muerte de más de 300 personas, fue capturado por la Policía Federal en colaboración con la Marina.

El operativo se realizó en un resort de La Paz, Baja California Sur.

Jorge Eduardo Costilla Sánchez

La Marina también se encargó de la captura de uno de los líderes del Cártel del Golfo, conocido como el Coss, quien cayó en manos de las autoridades el 12 de septiembre de 2012.

Unos 30 elementos de la Marina lo aprehendieron en una zona residencial de la ciudad de Tampico “tras un intenso trabajo de inteligencia naval”, dijeron las autoridades en ese momento.

La captura se logró luego de una persecución de vehículos con personas armadas que ingresaron a un domicilio de dicha colonia, donde Costilla Sánchez fue arrestado.