Vecinos se oponen al Corredor Cultural Chapultepec

124

Organizaciones vecinales se reunirán el jueves 20 de agosto para definir acciones que eviten la construcción del Corredor Cultural Chapultepec, en la Ciudad de México, porque, argumentan, «el interés de fondo de autoridades y empresarios es apoderarse de la zona y realizar grandes edificios de lujo».

El vocero de Salvemos la Ciudad Frente Ciudadano, Édgar Avilés, vecino de la colonia Roma, sostuvo que el proyecto «terminará siendo sólo un pasaje de cervecerías», pues 12,000 metros cuadrados del proyecto serían para establecimientos comerciales.

«Este proyecto es una de las cuatro obras que tiene proyectado el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, echar a andar como uno de sus polos de desarrollo urbano de la ciudad. No tiene otra cosa más que eso para beneficios a promotores inmobiliarios», sostuvo.

El dirigente planteó que de acuerdo con el proyecto, «el objetivo no es la cultura, es promover el negocio inmobiliario; quitar las casas pequeñas que hay sobre avenida Chapultepec y construir puras torres (…)».

El martes pasado el Gobierno del Distrito Federal (GDF) publicó en la Gaceta Oficial las bases para la construcción del Corredor con una inversión privada y directa de más de 1,000 millones de pesos (mdp) y la generación de 13,500 empleos directos e indirectos.

Los trabajos del proyecto de recuperación y rehabilitación de la Avenida Chapultepec, iniciarán en septiembre y durarían 18 meses.

Avilés lamentó que las autoridades del gobierno capitalino hayan ofrecido la concesión de los 116,000 metros cuadrados que conforman el corredor que comprende de la Glorieta de Insurgentes a la Calle de Lieja, sobre avenida Chapultepec, a cambio de sólo 5% de los ingresos que se generen en el lugar.

“En esa zona el metro cuadrado para establecimientos comerciales vale de 25,000 pesos, lo que da 2,900 millones de pesos (mdp), lo que se concesionó, y aunque dice que el gobierno no pone nada, sólo recibirá 5% de contraprestación durante 40 años”.

El líder del movimiento resaltó que el Gobierno de la Ciudad de México asegure que se ha tomado la opinión de los ciudadanos, cuando «únicamente les han permitido enriquecer el proyecto ya establecido, sin aceptar cambios necesarios para evitar la afectación a los vecinos», dijo.

Destacó que por ello hay oposición a la construcción del Corredor, tanto de vecinos, como de urbanistas y activistas, quienes el jueves 20 de agosto se reunirán para establecer las acciones contra la construcción.

Avilés insistió en que la construcción de este corredor, que incluye un parque lineal elevado y una amplia zona de comercios, a cargo de la Agencia de Promoción, Inversión y Desarrollo para la Ciudad de México (ProCDMX), tendrá altos costos irreversibles para la ciudad y los capitalinos.