Violencia hacia las mujeres se debe a una descomposición familiar

El presidente de comerciantes establecidos del Centro de Cuernavaca señaló que entiende el hartazgo de las mujeres ante el incremento de maltrato hacia este sector

48

El presidente de comerciantes establecidos pro centro histórico de Cuernavaca, Eduardo Peimert Ortiz, señaló que la violencia hacia las mujeres es consecuencia de la desintegración familiar. Añadió que entiende el hartazgo de las mujeres ante el incremento de maltrato hacia este sector por ello apoya el paro nacional de mujeres previsto para el 9 de marzo “Un día sin nosotras”, en protesta de exigir un alto a este problema que lacera a toda la sociedad.

Agregó que con la desintegración familiar, se genera una pobreza social, por lo cual es importante que los gobiernos y la iglesia presten atención a esta situación para poder implementar estrategias que ayuden a eliminar este problema.

Puntualizó que desde hace décadas en el país se vive en una total impunidad, ante las violaciones no solo de mujeres sino de niñas y niños, debido principalmente a que las autoridades no hacen el trabajo correspondiente.

Por último expresó que hace falta replantear este tipo de situaciones para lograr llegar a tener un país de legalidad.