Violencia – Pepe Montes

Por: Pepe Montes

La violencia creciente en nuestro estado y en el país, es innegable, nos preocupa  y nos debe de ocupar a todos, porque en esta escala de violencia cualquiera puede ser víctima, duele y molesta decirlo, pero la respuesta de nuestra autoridad no se ve, no es clara.

Ya mucho se ha mencionado que en tan solo este año, ha habido más de mil muertes violentas en Morelos, de todos ellos, inmediatamente la autoridad hace una búsqueda para ver si los occisos tenían alguna carpeta de investigación, que los vincule con otro delito, si es así, lo anuncian rapidamente y por ello tal pareciera que el mensaje que se quiere enviar es “no se preocupen todos, se lo merecía”, un ejemplo de ello fue el boletín emitido la semana pasada luego del multihomicidio en las afueras de la Estrella de Oro, “El Gobierno reitera que no existe riesgo alguno para la ciudadanía en general, derivado de la lucha entre grupos delictivos”, como sí las balas no nos fueran a tocar a los demás

Ante este creciente y permanente estado de violencia, quienes hacen del delinquir su forma de vida, se envalentonan, ¿por qué  lo planteo así? Sencillo, sabemos de más de mil muertes violentas en nuestro estado, pero no sabemos cuántos detenidos y sentenciados están ya tras las rejas, responsables por estos hechos, o díganme ¿Quién tiene ese dato?.  La frase justificadora de: “Es guerra entre ellos” pareciera que nos da a entender, que no se investigará, y no se castigará a los culpables, “que se sigan matando”, por ello planteo que los delincuentes de delitos menores pero igual de delicados, al ver que no hay un castigo y detenidos por los asesinatos, en su mente han de creer que por lo que hacen ellos, pues la autoridad menos actuará y  por ello  los asaltos, en transporte público, a transeúntes, casa habitación, vehículos, comercio, etcétera, continúan.

A nivel nacional Andrés Manuel le aposto a la creación de la Guardia Nacional, en medio de la polémica con la oposición, por no tener claro quien asumiría el mando, sus atribuciones y los elementos que la integrarían, si sería civil o militar,  sin embargo la Guardia Nacional ya está, se le debe fortalecer y debe de empezar a dar resultados a pesar de su reciente creación ya es una año del gobierno de AMLO y los números de violencia son críticos.

En Morelos, Cuauhtemoc Blanco, no quiso el Mando Único y tan solo le cambió el nombre a la corporación llamándole Mando Coordinado, por desgracia van varias veces que menciona que No puede solo y por ello urgía a la federación enviara a Morelos elementos de la Guardia Nacional, se los enviaron, pero luego de lo sucedido la semana pasada, dijo que necesitaba a mas elemento de la Guardia Nacional que posiblemente llegaran en diciembre, ¿pero mientras tanto la ciudadanía que hace?

A nivel nacional y estatal, Urge certeza en materia de Seguridad, tener un país y un estado seguro, nos ayuda a la convivencia diaria, y que salgamos confiados a realizar nuestras labores, ir a la escuela, al trabajo, nos trae turismo e inversión a Morelos

las frases de Presidente López Obrador: “Están mal, así no es la cosa. Yo los llamo a que recapaciten, que piensen en ellos, pero sobre todo que piensen en sus familias, que piensen en sus madres, sus mamacitas”, la menciona el domingo pasado en Tamaulipas “al carajo la delincuencia… fuchi y guacala”, o la de Cuauhtemoc Blanco  “que se vayan a echar balazos a los cerros”

No ayudan en nada, no dan certeza. La delincuencia todos los días envía mensajes contundentes fuertes, imágenes de las cuales no damos crédito por su saña y nivel de brutalidad y violencia y queda claro que ni piensan en sus madrecitas y menos se irán al cerro.

Salió el obispo, y si bien su mensaje de “si no pueden que renuncien” pareciera que se suma a la exigencia de la gran mayoría de la sociedad, me parece que su pronunciamiento es más porque ya no tiene para donde hacerse, lo digo así, porque a la marcha que convoca esta enmarcada en una movilización nacional con los temas de “Marcha por la vida, la familia y las libertades fundamentales”, convocatoria alineada por el Frente Nacional por la Familia, es una movilización nacional, no se debe a la aguda crisis política y social que vivimos en Morelos, en su convocatoria dedica solo tres líneas haciendo alusión a la terrible violencia que vivimos, pero nada más.

Pero bueno, bienvenido el llamado del Obispo Monseñor Ramon Castro, es un líder social  importante de Morelos y su voz es fundamental para un amplio sector de la sociedad, que sus llamados y actuar sean para beneficio de todas y todos ya que la situación actual nos ocupa de la unión de todos los sectores, pero si tendremos que esperar a ver, si en su discurso de esa marcha, así como seguramente criticará los matrimonios igualitarios, la ideología de género y la despenalización del aborto, ¿también se atreverá a ponerle nombre y apellido al responsable de esta crisis de violencia? ¿Se atreverá a repetir “si no pueden renuncien” pero poniéndole nombre y apellido?  Pues hasta no ver…

------------------
loading...
COMPARTIR