Violínista continúa en las calles a pesar de la contingencia

Hay quienes no pueden dejar de hacerlo, ya que necesitan salir a ganarse la vida día con día

131

A pesar de que las autoridades de Salud recomiendan a la población no salir a las calles debido a la contingencia sanitaria del COVID-19, hay quienes no pueden dejar de hacerlo, ya que necesitan salir a ganarse la vida día con día.

Tal es el caso de Alejandra, violínista urbana, quien con 10 años de experiencia en este arte, sigue saliendo a las calles del centro de Cuernavaca para colocarse en un punto dónde no le pegué tanto el sol y tocar con esmero su inseparable violín, para recibir donativos voluntarios de quienes pasan por dichas calles.

Con esta actividad logra recolectar algunas monedas que le permite subsistir, ya que las utiliza para comprar sus alimentos y pagar algún alquiler.

Aunque sabe que la situación es difícil por la contingencia, ella no se rinde y confía en que todo mejorará y sobre todo que la actitud de las personas también lo hará, ya que dijo, desde siempre ha notado que la ciudadanía no siempre es tolerante y se ha encontrado con quienes son groseros e incluso la han llegado a agredir y criticar sin razón.

«No sé que pasó en la sociedad pero se de unos tres meses para acá, la gente ha sido grosera, luego te avientan, te dicen de cosas, que quítate que no se que hasta te empujan, siendo que la calle es libre», señala.

Por ello pidió a la ciudadanía que se más tolerable y más en esta contingencia que la está padeciendo no solo una parte de la población sino todos en general.