VIVE MORELOS PSICOSIS DE VIOLENCIA

34

A un mes de la detención de Santiago Mazarí Hernández, alías “El Carrete”, líder del autodenominado grupo “Los Rojos”, la violencia en Morelos sea desbordado.

Al menos 89 personas fueron asesinadas en el mes de agosto; cuatro municipios enfrentan un toque de queda en la zona poniente del estado, revelan reportes periodísticos.

Aunado a lo anterior crece el número de ataques a bares, negocios, comercios y sitios públicos en las últimas semanas como resultado del conflicto de inseguridad.

La disputa entre al menos tres grupos de la delincuencia organizada, exhibe la falta de estrategia del gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo para garantizar la seguridad en el estado.

PIDE REFUERZOS

Blanco Bravo vive con la esperanza que la solución del conflicto es únicamente: la Guardia Nacional: “Estamos trabajando en conjunto por eso fui a la Ciudad de México para que nos manden más elementos”.

Al acudir, ayer domingo, al Primer Periodo Ordinario de Sesiones del Segundo Año de Ejercicio Constitucional de la LIV Legislatura local Cuauhtémoc Blanco dijo a reporteros:

“Hasta diciembre nos han comentado que vamos a tener más elementos. Como te mencionó, te lo vuelvo a repetir: hay mucha gente que está involucrada con el crimen organizado, la tenemos que desarticular para acabar con esta violencia y vamos a seguirle”.

Antes, el Gobernador reconoció que el trabajo de seguridad no es nada fácil y prometió seguir trabajando por eso su visita a la Ciudad de México. No habló de estrategia, ni de acciones a emprender sólo de pedir más apoyo.

“…créeme que no evadimos esa responsabilidad. Tanto el Almirante como yo vamos a seguir trabajando para darle paz a la ciudadanía” dijo es su desgastado discurso oficial.
Quizá lo más rescatable fue que habló, otra vez, de servidores públicos implicados en la delincuencia organizada, a quienes habría de desarticular para acabar con la violencia pero no dijo cómo.

TOQUE DE QUEDA

Pero la violencia se sigue agudizando en el estado, especialmente en los municipios de Tetecala, Mazatepec, Miacatlán y Coatlán del Río, cuyos habitantes enfrentan un estado de sitio por parte de los grupos criminales que difundieron sus amenazas a través de las redes sociales.

El transporte sin itinerario fijo, poco más de 500 taxistas, que trabajan es la zona poniente del estado han tenido que dejar de dar el servicio en región ya que desde el pasado viernes recibieron mensajes telefónicos para que se abstengan de circular:

“Vamos por la limpia y no queremos gente estorbando así que ya saben pedimos este fin de semana para hacer nuestro trabajo. No se alarmen no es con ustedes! Es con esos hijos de su puta madre” dice una parte del texto que se difundió a través de whatsapp.

Ayer por la tarde, la cuenta oficial, en Facebook, del CETis 122 Oficial dio a conocer que: “Debido a la inseguridad en el Estado, mañana (hoy lunes) se suspenden labores y se reanudan el martes 3 de septiembre en horario normal”.

Una fuente oficial del plantel, quien pidió la reserva de su identidad, confirmó la suspensión de clases en la zona poniente.

POLICIAS IMPLICADOS

No hay confianza en las corporaciones policiales pues a pesar de que el Gobierno del Estado difundió, en un comunicado de prensa, un operativo especial en esos municipios, los pobladores suspendieron sus actividades que cada domingo llevan a cabo como sus mercados tradicionales.

De acuerdo con fuentes confidenciales, se sabe que en algunos casos, las propias corporaciones policiales colaboran con la colocación de mantas con mensajes atribuidas a grupos criminales. En otros casos, los policías se abstienen de dar o investigar los reportes de auxilio.

Sin embargo, la Mesa Estatal de Coordinación para la Reconstrucción de la Paz, que reúne al Ejército Mexicano, Mando Coordinado Policía Morelos, Policía Federal, Fiscalía General del Estado, Guardia Nacional y la Fiscalía General de la Republica; ha sido rebasada por la inseguridad en la entidad.

------------------
loading...