Vota latino será pieza clave en triunfo de Hillary Clinton

20

En una elección cerrada como la que prevén las encuestas para el próximo martes 8 de noviembre, el peso de las minorías va a ser decisivo y por eso la candidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha apostado porganar el voto latino, afirmó el investigador de la UNAM, Eduardo Rosales Herrera.

Con un padrón electoral en el que están inscritos 27.3 millones de hispanos, la campaña de Hillary considera que en el peor de los escenarios, es decir, una elección cerradísima con su adversario republicano, Donald Trump, solamente el voto latino inclinaría la balanza a favor de los demócratas en estados como Texas, Nuevo México, California y Colorado.

De esta forma, señala Rosales Herrera, Hillary ganaría estados claves en el Colegio Electoral, aumentando sus posibilidades de triunfo frente a Trump, lo que explica la gran importancia que ha dado la campaña de la demócrata a los mensajes electorales que están dirigidos a los votantes de habla hispana, sector de la población que entre 2012 y 2016 creció más de cuatro millones en el padrón electoral.

“En 2012, cuando fue la elección presidencial de hace 4 años, había 23.3 millones latinos inscritos en el padrón electoral y ahora son 27.3 millones de hispanos, lo que nos habla de la creciente importancia y de la dimensión del voto latino. Eso explica el porqué se está invitando a los latinos y en especial a los mexicanos, a que voten por Hillary Clinton”, señaló.

En entrevista con Aristegui Noticias, el académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán y candidato a doctor por el Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM, destaca que el voto entre el electorado blanco de Estados Unidos, se encuentra prácticamente dividido entre Clinton y Trump, por lo que de cerrarse la elección, es posible que le dé una ligera ventaja al candidato republicano.

Por lo tanto, insistió Eduardo Rosales, el sufragio de la minoría latina va a resultar decisivo en la elección del próximo martes, peso para los comicios presidenciales de Estados Unidos que tendrán lugar en 2018 será todavía mayor, puesto que el cambio demográfico apunta a que los blancos anglosajones protestantes se convertirán en una minoría poblacional dentro de 20 a 25 años.

Rosales Herrera agregó que ese cambio en el padrón electoral de Estados Unidos ya fue advertido por los demócratas, quienes desde ahora han optado por asegurar el voto latino con un candidato a vicepresidente, Tim Kaine, que habla español, además de crear y difundir mensajes electorales dirigidos específicamente a los hispanos.

El internacionalista advirtió que aun cuando se prevé que hasta un 80 por ciento del voto latino sería favorable a Hillary Clinton, el problema es que la abstención entre los hispanos es superior al 50 por ciento de la población que tiene posibilidad de votar; lo que ha disminuido su impacto en los comicios norteamericanos.

“La minoría latina ya es la más importante de las minorías, en Estados Unidos viven alrededor de 57 millones de latinos y de esos latinos alrededor de 33 millones son de origen mexicano. Sin embargo, en el padrón electoral sólo están inscritos 27.3 millones y también hay que tomar en cuenta que el índice de abstención tradicionalmente es muy alto, no acude a las urnas ni la mitad de ellos”, indicó.