Martí Batres revela que se pretenden entregar millonarios bonos de despedida en el Senado

El senador electo por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Martí Batres, reveló que en Senado de la República, la Legislatura está cerrando con la entrega de bonos y estímulos extraordinarios para 22 altos mandos, incluyendo funcionarios administrativos y asesores.

Las gratificaciones fueron autorizadas de última hora por el actual presidente de la Mesa Directiva, Ernesto Cordero, apuntó.

De acuerdo a los datos proporcionados por trabajadores del recinto senatorial, los “bonos” se están otorgando a 17 altos mandos y cinco asesores, y son equivalentes a 40 días y 60 días de sus respectivos salarios, apuntó Batres Guadarrama.

“Se están otorgando de último momento una serie de bonos y estímulos a los altos funcionarios del Senado de la República, justo cuando estamos diciendo que esto ya no puede seguir, justo después de las elecciones y justo cuando hay un proceso de cambios que se están planteando”, dijo.

“A los altos funcionarios se les están autorizando bonos por 60 días de salario, 40 días de salario, 60 días de salario, a funcionarios como el Secretario General, directores generales, tesorero, a los directores de Adquisiciones, de pago a senadores, al Secretario Técnico, a una secretaria particular, a asesores, esto no es correcto”, dijo, tras conminar a los beneficiarios a que no acepten esos recursos o si ya los recibieron, los devuelvan.

Detalló que el senador Cordero Arroyo firmó una carta en la que se autoriza la entrega de un “estímulo especial por desempeño sobresaliente”, de modo que no se trata de una prestación establecida legalmente en los contratos de los trabajadores de alto rango, y podría revertirse.

Aseveró que el fin de las administraciones en los distintos organismos parlamentarios y órdenes de gobierno, no debe estar marcada por “la fiebre de los bonos”.

Al recalcar que el ciclo de los senadores integrantes de la LXIII Legislatura ha terminado, y por ello deben dejar que los congresistas entrantes sean quienes tomen las riendas administrativas de esa cámara, solicitó que no haya despido de personal, y tampoco nombramientos de directivos de último minuto.

El ex diputado federal y ex integrante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) subrayó que las determinaciones administrativas y políticas a tomar a partir del 1 de septiembre, deben quedar en manos de los nuevos parlamentarios, en vista de que la configuración política del Senado será distinta.

Fue enfático en recomendar que los legisladores salientes no organicen la bienvenida de los nuevos parlamentarios con regalos ni gastos onerosos, sino que ese proceso se lleve a cabo de manera republicana.

Asimismo, pidió que no se ratifiquen ni se adelanten gastos en seguros de vida, de servicios médicos, bonos ni estímulos para los legisladores ni para altos funcionarios del Senado.

COMPARTIR