Arma falla en atentado contra Cristina Kirchner, vicepresidenta de Argentina

63

Recientemente, circula en rede sociales un vídeo en el que se aprecia el atentado contra la vicepresidenta de Argentina, Cristina Kirchner. En dicho vídeo se observa como un hombre burla la escolta de la vicepresidenta y logra apuntarle en la cara con un arma de fuego. Por fortuna, el arma en cuestión falló y no logró ser detonada, librando así a Kirchner de un fulminante final.

El suceso dejó en evidencia una serie de graves fallas y errores en la custodia de la mandataria, la cual, esta a cargo de la Policía Federal, fuerza que comanda Aníbal Fernández.

Los encargados de proteger a la vice no solo no reaccionaron de manera eficaz, sino que tampoco pudieron evitar que el acusado, Fernando Sabag Montiel,  le apuntara a la cabeza.

El acusado no fue aislado inmediatamente y además, no tomaron medidas de protección al trasladar a Kirchner a pesar de que el riesgo no se había terminado.

Según expertos en seguridad, el primer error fue que el operativo no contaba con anillos de protección, estos se requieren al custodiar a un funcionario de alto rango.

Los dispositivos para cuidar a jefes de Estado, tienen una serie de protocolos y perímetros para evitar que un agresor se pueda acercar. Los anillos filtran posibles riesgos.

El segundo error en la noche del jueves fue que, el cordón exterior de la policía federal falló, personal vestido de civil y uniformados debían detectar posibles amenazas, objetivo que no se cumplió. En ese sentido, también erraron los custodios de la primera fila, quienes supuestamente son los mejores calificados, se quedaron inmovilizados ante el ataque, y según las imágenes del vídeo, se encontraban mirando a Cristina en lugar de mirar y prestar atención a la multitud.

El tercer error, y quizá el más grave, ocurrió luego de que el hombre sacara el arma y apuntara a la cabeza de la vicepresidenta. Según los manuales de custodia, en casos de atentado, se debe encapsular al agresor y abrir un camino para que la victima pueda ser evacuada, sin embargo, los oficiales no reaccionaron de ninguna manera, ninguno trató de cubrir a la mandataria de un posible impacto de bala ni tampoco despejaron la zona.

Una observación de los expertos fue que incluso, evitaron meterla al auto de la custodia que se encontraba justo detrás de Cristina, acción que habría permitido retirarse del lugar rápidamente en caso de haber más agresores.

El cuarto error demostró la poca expertise de la vigilancia oficial. Tras el ataque, la vicepresidenta sigue caminando entre la gente a paso lento, los custodios simplemente la siguen y apenas tratan de cubrirla con las manos. No despejan a la multitud que incluso llega a tocar a Kirchner, quien caminó sin protección aproximadamente 50 metros hasta ingresar a su domicilio.

La vicepresidenta ya contaba con más de 100 custodios a su disposición para cuidar de ella y su familia, no obstante, Aníbal Fernández ordenó se agregaran 20 custodios más para proteger de Kirchner y su departamento de recolecta. A pesar de esto, el operativo estuvo plagado de irregularidades.

Tras el episodio, Aníbal Fernández, ministro de Seguridad, fue señalado como el responsable y surgieron fuertes críticas respecto a su accionar. Incluso lo llamaron inepto y descuidado y, además, exigieron su renuncia por no haber sabido cuidar y proteger a la vice.

Y por último, el quinto error se le adjudica a la vicepresidenta, pues la calle donde vive no cuenta con vigilancia, luego de que en 2018 retiraran las cámaras de seguridad de su domicilio porque según ella, estaban ahí para espiarla. Debido a lo anterior, no ha sido posible recrear los hechos ni saber si el atacante trabajaba solo o en complicidad.