Diputados de MC proponen que en la Cámara de Diputados se prohíba el uso de botellas de plástico y demás contaminantes

26

A propuesta de los diputados de Movimiento Ciudadano (MC), el Pleno aprobó un punto de acuerdo en que se instruye a las autoridades administrativas del recinto a restringir la compra y distribución de botellas de agua y otros desechables que generan no solo basura, sino un gasto innecesario.

Al presentar el punto de acuerdo, la diputada Ana Priscila González, del MC, enfatizó que al dejar de comprar botellas y otros enseres desechables en San Lázaro, no solo se reducirá la generación de basura, sino los gastos.

“Con estas acciones, además de cuidar el medio ambiente, estaremos ahorrando dinero de los mexicanos, que por cierto, para el segundo semestre de este año, la compra de botellas de agua representó un gasto de casi un millón 900 mil pesos”, dijo.

“Se instruye a la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros de esta Cámara, para que realice las acciones necesarias a fin de restringir la compra y el uso de productos plásticos desechables de un solo uso”, recalcó.

La propuesta fue modificada, con el fin agregar la petición a la Coordinación de Comunicación Social, para que lance una campaña informativa interna, en la que se notifique del resolutivo a trabajadores, legisladores y visitantes, y se promueva la utilización de trastos, vasos y recipientes lavables.

Incluso, se sugirió que la Cámara explore la posibilidad de implementar el uso de artículos biodegradables o recipientes de vidrio, a fin de facilitar su lavado y reutilización.

Al mostrar su cilindro con agua, la diputada del Partido Verde (PVEM), Beatriz Manrique, detalló que en las escasas cinco semanas que lleva la Legislatura, tan solo en el Salón de Sesiones, se han distribuido al menos siete mil botellitas individuales de agua para los congresistas.

Si cada uno de los 500 diputados llevara su propio recipiente, lavable y reutilizable, para beber agua en las sesiones, indicó, se reducirían considerablemente los residuos generados en la Cámara.

“Tan solo lo que estamos usando en este recinto, en 14 sesiones, hemos instalado siete mil botellitas de PET, serían solo 500 si cada quién trajéramos la nuestra y la estuviéramos rellenando y que la administración de esta Cámara hiciera lo necesario para que hubiera dispensadores de agua en cada una de las oficinas de los grupos”, planteó.

“Desde esta soberanía debemos ser ejemplo de acciones virtuosas, como representantes ciudadanos nuestra voz cobra una importante relevancia. Digámosle adiós a las botellitas de plástico, a los popotes, a los contenedores plásticos, démosle la bienvenida a una nueva cultura del reuso, del reciclaje”, agregó el diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Marcelino Rivera.

En los pronunciamientos, los diputados destacaron que de acuerdo a las mediciones disponibles, en México se consumen 722 mil toneladas de envases de Tereftalato de Polietileno, mejor conocido como PET.

Añadieron que el país ocupa el primer lugar en el mundo en el consumo de agua embotellada; cada año se producen nueve millones de botellas plásticas; aunado a que un tercio de la basura generada en los hogares mexicanos, se conforma con envases de PET.

Indicaron que la reutilización de esos contenedores no solo tiene efectos en el medio ambiente, sino en la salud de los usuarios, que pueden estar expuestos a la liberación de químicos cancerígenos, que alteran el funcionamiento hormonal y provocan irritación en ojos, piel y pulmones.