Diputados panistas exigen a Gobierno Federal actuar contra CNTE

20

La fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados, exigió que el Gobierno Federal ponga “la pierna firme” y actúe de inmediato “contra” los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que consideró, siguen presionando a las autoridades federales y locales, mantienen movilizaciones en la capital del país y siguen afectando la educación de los menores.

El vicecoordinador del albiazul en San Lázaro, Marcelo Torres, señaló que es preciso poner un alto al ala disidente del magisterio, que en algunas ocasiones, parece actuar en compliciadad con las autoridades que no los obligan a cumplir la ley.

“El gobierno tiene que poner la pierna dura, realmente actuar con energía en contra de los maestros, no por una manifestación, sino  por la irresponsabilidad de no acudir a ofrecer con el empleo por el que incluso están recibiendo su pago”, dijo.

“Realmente creo que le han tomado la mano, o más que la mano, la medida al Gobierno Federal y bueno, si el Gobierno quiere dar muestra de fuerza, de fortaleza y sobre todo de inteligencia, pues tendrá que poner a los maestros en su lugar”, advirtió Torres Cofiño.

En el marco del llamado a comparecer al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet, para que explique la serie de medidas contradictorias tomadas sobre la evaluación docente, el congresista del PAN señaló que se necesita “mano dura” y no complacencia con organizaciones como la CNTE, que no solo afectan la educación de los menores, sino a la ciudadanía, cuando realizan marchas, plantones, bloqueos y actos violentos.

El congresista manifestó que los profesores disidentes le faltan al respeto a los niños y padres de familia, así como un sistema educativo que funcione como es debido.

Exhortó a los mentores que siguen protestando en las calles, que retornen a los salones de clase o bien, accedan a capacitarse de mejor manera, actualizar sus conocimientos y a profesionalizar su desempeño, para que retomen su función de ser un ejemplo para la niñez y juventud mexicana.

Las acciones de la CNTE son violatorias no solo a la ley de educación, sino a la Constitución que establece el derecho a la educación y a  que ésta sea de calidad, enfatizó el panista.

Recalcó que el magisterio disidente le tiene “tomada la medida” a las autoridades, que están obligadas a exigirles que regresen a cumplir su trabajo, que es dar clase a los alumnos.

Cuestionado respecto a si existe complicidad entre la Coordinadora y autoridades locales e incluso federales, el diputado Torres Cofiño consideró que la falta de acción y permisividad frente a las arbitrariedades referidas, hace pensar que esa lectura es cierta.