No es chiste: Modelo podría ir a la cárcel por tomarse foto en lencería y mostrar parte de una iglesia

814

No es un secreto que hablar de la censura en Rusia, es como tocar un nervio bastante engañoso, Al ser un país tan autoritario con sus habitantes, la subjetividad de este término puede ir de extremo a extremo.

Existe censura mediática por ejemplo (algo que también pasa aquí), sin embargo, lo que uno casi nunca esperaría aquí, es que las auotridades te quieran meter a la cárcel por un ligero descuido en una foto.

Esa situación es justamente lo que le sucedió a Angelina Kuznetsova, una influencer rusa de 21 años, que ahora enfrenta problemas con las autoridades de Rusia por tomarse una foto en lencería junto con su amiga justo frente a la ventana del hotel RentHouse.

Angelina subió su foto a Instagram, e incluso la página web del hotel compartió la fotografía en su sitio para darse buena publicidad.

Pero, ¿cuál es es problema con una (bastante común) foto en lencería? Pues sucede, que en el nevado paisaje que se logra filtrar por la ventana, se alcanza a ver una parte de la estructura de la iglesia ortodoxa de Bolshoi Zlatoust.

“Tuvimos que disculparnos por la absoluta idiotez de esta imagen. Ella no es consciente de la gravedad de la situación”, declaró Dmitry Shabalkin, el dueño del hotel RentHouse, el cual ya está siendo investigado por las autoridades, así como  Maria Katanova, la fotógrafa de la sesión y obviamente Angelina.

 

Finalmente, el gobierno ruso aconsejó a los involucrados no dejar la ciudad de Moscú hasta dictar un veredicto sobre cuál será la reprimenda. Según sus estatutos legales, la influencer podría enfrentar hasta 3 años de prisión por ofender a miles de creyentes. “Esto es exhibicionismo, la necesidad de exponerse provocativamente”,  declaró lnur Gaziyeva, portavoz del Gobierno Espiritual Central para Musulmanes de Rusia.

Con información tomada de Twitter.