Ponen en duda la identificación de Jhosivani Guerrero

20

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) aseguró el jueves que existen dudas sobre los resultados del nuevo análisis forense realizado en Austria, donde se establece la posible identidad de Jhosivani Guerrero de la Cruz, uno de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014.

El EAAF, que colabora en el caso a petición de las familias, manifestó sus “serios interrogantes sobre el origen” de las muestras analizadas ya que no estuvo presente en su hallazgo y consideró que las nuevas pruebas del laboratorio austriaco no pueden considerarse un “resultado identificatorio definitivo”.

La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer el miércoles que la Universidad de Innsbruck, en Austria, logró identificar mediante un análisis genético mitocondrial, que un fragmento óseo de 12 centímetros formaba parte del cuerpo del normalista.

Esto, se estableció gracias a una muestra entregada por la madre de Guerrero, Martina de la Cruz.

Los análisis de ADN mitocondrial tomaron únicamente parte del cromosoma X, correspondiente a la madre, dentro de una cadena de ADN para establecer la identidad de la víctima.

El EAAF sostuvo que en el caso de Jhosivani Guerrero de la Cruz la coincidencia genética por vía mitocondrial entre la muestra enviada por la fiscalía y los familiares del joven “es baja en términos estadísticos”.

En diciembre pasado, fueron identificados los restos de un normalista, Alexander Mora Venancio, en las mismas instalaciones del instituto austriaco. Los resultados de ese muestreo no fueron puestos en duda por los padres de familia.

“Una muestra coincidió plenamente con los restos del estudiante identificado anteriormente (Alexander Mora Venancio), y la otra muestra coincidió con el ADN de la familia de otro estudiante mexicano desaparecido (Jhosivani Guerrero)”, indicó el Instituto Innsbruck en un boletín.

Al respecto, el EAAF consideró que en el caso de Alexander, la identificación inicial, realizada mediante análisis de ADN nuclear, “dio como resultado una coincidencia genética fuerte y clara con la familia del joven”.

Debido al elevado nivel de deterioro de las muestras enviadas por la PGR, el Instituto aplicó una técnica diferente, mediante ADN mitocondrial, que presentó “coincidencias iniciales con familiares maternos de Jhosivani Guerrero de la Cruz y nuevamente de Alexander Mora Venancio”, señaló el equipo Argentino.

“Por lo anteriormente mencionado, la coincidencia genética mitocondrial entre la muestra ósea 16-29102014 y la madre del joven Jhosivani Guerrero de la Cruz no es considerada por el EAAF como un resultado identificatorio definitivo”, acotó.

Felipe de la Cruz, vocero de los padres de familia de Ayotzinapa, dijo el jueves en entrevista con Radiofórmula que desconocen lo dicho por la PGR debido a que no existen suficientes evidencias para comprobar que los restos sean suyos.

Respecto a la rueda de prensa de la titular de la PGR, Arely Gómez, quien adelantó los resultados de Innsbruck, el EAAF resaltó que los familiares de los 43 estudiantes, y en particular las familias de Jhosivani y Alexander, “tuvieron sólo unos minutos para enterarse de lo que se iba a anunciar públicamente”.

“El EAAF solicita a PGR que respete los compromisos asumidos en cuanto al trato a los familiares de los normalistas; ninguna familia debería enterarse de este modo de noticias tan delicadas sobre el posible destino de su familiar desaparecido”, acotó.

Tanto el EAAF como la PGR acordaron enviar las muestras obtenidas en el río San Juan a Austria para conocer si los restos pertenecen a los normalistas desaparecidos.