“Tiempo de sabiduría”: una muestra de 25 años de trabajo coral de Érika Aguirre

60

Tras veinticinco años de vida coral ininterrumpida, Érika Aguirre de Samaniego podría definirse como pedagoga, profesora de iniciación musical, directora de coros, practicante de Tai-Chi, calígrafa y musa; su larga carrera dedicada al impulso del canto fue la razón por la que el pasado jueves 9 de julio a las 19:00 horas, el público morelense ocupó las primeras dos plantas del Teatro Ocampo para presenciar su concierto “Tiempo de Sabiduría”, un espectáculo de canto coral que reunió a siete grupos de canto dirigidos por la maestra Aguirre, con características distintas entre sí, incluyendo al coro homónimo de la tercera edad, con diecisiete años de trayectoria cumplidos.

Los coros que participaron en el espectáculo, la mayoría conformados por coreutas que festejaban también su primer año de disciplina, fueron: Coro Tiempo de Sabiduría, Escuela Primaria Federal Miguel Hidalgo y Costilla, Escuela Primaria Federal José María Morelos y Pavón, Coros del Centro Morelense de las Artes, Coro del Instituto de Energías Renovables de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ensamble Coral Terpsícore del Tecnológico de Monterrey Campus Cuernavaca y el Coro Dragón de Jade, todos ellos coros de aficionados, reunidos por primera vez.

El programa estuvo dividido en cuatro partes. La primera tuvo como protagonista al coro de la tercera edad “Tiempo de Sabiduría” interpretando las obras “Paloma blanca”, “Dónde vas amor mío, paloma mía”, “Los amores”, “A la nanita” y “Nesta Rúa”. La maestra Aguirre acompañó a las integrantes en todo momento, sentada en círculo marcando el ritmo y el tono con ayuda de un teclado. Apenas terminar, el coro salió despedido con aplausos mientras un rumor de exhalaciones rítmicas sonaba cada vez más fuerte y más próximo al escenario. Eran los coros infantiles de las Escuelas Primarias Federales José María Morelos y Pavón (Palmira) y Miguel Hidalgo (La Carolina), entrando tomados de las manos a su puesto al frente del público, en donde interpretaron cantos de Wytack, Gisela Hernández, Silvestre Revueltas, Francisco Gabilondo Soler, Heitor Villalobos y canciones tradicionales oaxaqueñas y veracruzanas, acompañados por jóvenes del primer año de teatro y coro del Centro Morelense de las Artes (CMA).

La última parte corrió a cargo del coro del CMA, interpretando “A la orilla de un río” con arreglos de Electo Silva, “La muñeca negra” de Gisela Hernández y “Piel Canela” de Bobby Capó, que procedió a dar paso a la unión del Ensamble Coral Terpíscore, el Coro del Instituto de Energías Renovables de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Coro Dragón de Jade, quienes entonaron “Sarao de la Chacona”, “Dindirindín”, “Ay linda amiga!”, “Stabat Mater”, “Farolito”, “Juramento” y “Te quiero”. La maestra Aguirre, antes de despedirse, volteó hacia el público y pidió que se le acompañara en un canto multitudinario que se encargó de dirigir por capas, como una única voz resonando en dos ecos. Al finalizar, los coros infantiles de las escuelas federales le agradecieron su entrega con una porra muy bien entonada.