Urge diputada Veronica Anrubio a proteger salud de morelenses con un adecuado manejo de productos cárnicos

Alimentos insalubres causan hasta 420 mil muertes anuales en el mundo, según la OMS; plantea adición a la Ley de Salud del Estado de Morelos y proteger al sector ganadero local.

28

La diputada Veronica Anrubio Kempis propuso incluir en la Ley de Salud del Estado de Morelos la prohibición de comprar o vender carne de animales destinada al consumo público que no hayan sido sacrificados cumpliendo con los requisitos sanitarios establecidos, para evitar enfermedades derivadas de un inadecuado manejo de los productos cárnicos.

Los alimentos insalubres que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas ocasionan más de 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer. De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, se estima que anualmente enferman en el mundo alrededor de 600 millones de personas por ingerir alimentos contaminados y que 420 mil personas mueren por esta misma causa.

“Es por ello que, como presidenta de la Comisión de Desarrollo Agropecuario y vocal de la Comisión de Salud del Congreso del Estado de Morelos, preocupada y ocupada por la sanidad e higiene de la carne que se consume en nuestro Estado, propongo adicionar en el Capítulo II denominado “Mercados y Centros de Abasto” de la Ley de Salud del Estado de Morelos” esa prohibición.

Con esta medida se busca evitar la propagación de enfermedades de todo tipo incluidas las transmisibles, así como su sanción respectiva consistente en multa y clausura temporal o definitiva, según sea el caso.

Ello “también protege a nuestro importante sector ganadero del abigeato y de la competencia desleal de otros productores y comercializadores de carne que ni siquiera son del estado; que al no contar su ganado con arete o registro lo sacrifican fueran de los rastros autorizados y lo venden más barato a los mercados y centrales de abasto; poniendo en desventaja competitiva a nuestro sector ganadero que si cumple con las medidas de salud y además paga a los municipios sus derechos por el sacrificio del ganado”, destacó.

De esa manera se garantizará el derecho humano a la salud, el bienestar y la alimentación, con un adecuado manejo de la carne que consumimos en Morelos y que de la que tan solo en la entidad durante el año 2021 se incluyó una producción de 21 mil toneladas de ganado bovino, porcino, ovino, y caprino, según el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

Señaló que existe una Norma Oficial Mexicana que establece que todos los animales que se reciban en los rastros y centros de matanza deberán contar con certificado zoosanitario y/o guía de traslado de ganado, los que deberán mantenerse el mismo tiempo que los demás registros.

En Morelos, existen 17 establecimientos autorizados de rastro y matanza para consumo humano; los alimentos de origen animal tales como la carne, pescado, huevo, leche y productos lácteos, son excelentes fuentes de proteína de alta calidad, además de ofrecer a la dieta vitaminas y minerales por lo que su consumo es indispensable en la adecuada nutrición, finalizó.