“¡Cuidado en las vacaciones de verano! No gastes de más” la columna de CONDUSEF Morelos

Hoy inicia formalmente el periodo vacacional de verano 2017 y la pregunta ¿Ya tienes hecha tu maleta, y estás a punto de partir?… ¡Espera! Para que tus vacaciones no se conviertan en el origen de un problema financiero, es relevante que también consideres otros aspectos: ¿Ya revisaste si puedes cubrir los gastos de tu viaje? ¿Cuánto gastarás en transporte, alimentación, hospedaje, “recuerditos”, centros de atracción? ¿Tienes en cuenta algún factor como no encontrar vuelo, habitación, o incremento de costos por temporada? Por ello en CONDUSEF Morelos te damos a conocer una serie de pasos para esta temporada no afecte tu bolsillo en vacaciones.

Para empezar, es básico un presupuesto: No salgas sin él. Así conocerás tu capacidad de pago. Si lo haces, evitarás realizar desembolsos innecesarios, recuerda que estando en el lugar que vas, pueden surgir contratiempos y servicios turísticos que se sujetan a la demanda, y por lo regular son más caros.

¿A Dónde ir? Otra parte que debes tener presente antes de poner un pie fuera de casa, es tu plan vacacional. Es decir, ¿a dónde irás?, ¿cómo te transportarás? y ¿cómo administrarás tu dinero? Para que puedas escoger el mejor destino, tómate el tiempo para comparar opciones. Hoy en día la oferta que tienen los vacacionistas es amplia, además, tenemos la gran fortuna de vivir en un país que alberga gran variedad de escenarios turísticos.

Por ejemplo, un lugar muy recurrido son las playas, mucha gente quiere aprovechar éstos destinos y por lo tanto sus precios tienden a subir en temporada alta. Afortunadamente hay sitios en internet y muchas maneras de informarse sobre opciones que se ajustarán a tu bolsillo. Además, puedes acudir a lugares cercanos a tu residencia como pueblos mágicos, zonas arqueológicas, parques nacionales con espacios para acampar, ciudades coloniales, etc. Investiga y compara costos de acuerdo a tu presupuesto, preferencia y tiempo programado de estancia. Maneja tus posibilidades, hasta llegar a la opción que haga disfrutar de las vacaciones a ti y tu familia.

¿Solo o acompañado? Con amigos, familiares o la pareja, todos representan gasto. Recuerda que no estarás en casa y hay que cubrir las necesidades aparte de la diversión. El transporte es fundamental, considera que te puede salir económico viajar en autobús si vas cerca de tu lugar de procedencia y con la pareja. Es otra forma de vivir la aventura, especialmente si vas pocos días y pienses en caminar por ejemplo, el pueblo que visites, llevar auto puede representar un gasto. El avión recorta el tiempo de traslado pero puede recortar tus finanzas si no lo adquieres con anticipación. Suele ser una gran alternativa de viaje si compras el boleto con tiempo. Juntarte con amigos o familiares te permitirá viajar en automóvil y repartir gastos. Viajar en carretera se disfruta más cuando la gasolina y las casetas las pagan entre todos, pues no se siente en un solo bolsillo.

En cuanto a tu tarjeta de crédito…

  1. No des “tarjetazos” si no tienes la certeza de que podrás cubrir los pagos.
  2. Evita realizar disposición de efectivo en cajeros automáticos, pues pagarás comisiones elevadas.
  3. Haz una lista de los teléfonos de emergencia de tu banco, en caso de robo o extravío de tu tarjeta.
  4. Usa aquella cuya fecha de corte haya pasado recientemente, así el plazo de financiamiento sin intereses será mayor.
  5. Siempre verifica que la cantidad por la que vayas a firmar sea la correcta.
  6. Guarda todos tus vouchers para cualquier aclaración.

 

En casa también hay vacaciones: No siempre el presupuesto para vacacionar es tan amplio como quisieras, pero eso no debe hacer menos esta temporada. Tómalo como un objetivo claro: en las próximas vacaciones ahorrarás para ir donde tú quieres. Por lo pronto las actividades en casa y disfrutar de la familia o amigos, es una excelente opción. Por ejemplo, puedes ver todas esas películas que se te pasaron en meses anteriores porque no tenías tiempo para ir al cine. Es momento de acomodarte en casa y verlas tranquilamente. En un espacio ya sea en casa, o con los vecinos organiza una comida, todos pueden poner lo que les gusta y compartir un buen rato con música. Casi siempre hace calor así que pueden poner piscinas inflables para los niños siempre y cuando el agua no se desperdicie. Busca un parque cerca de casa, ahí también hay actividades de cursos de verano gratuitos en zonas arqueológicas y las Bibliotecas públicas, así, mismo es la oportunidad perfecta para retomar la actividad física a la cual has querido regresar.

Carlos Flores Hernández, Asesor de Educación Financiera en CONDUSEF Morelos

Síguenos… @CondusefMX

COMPARTIR