Acciones a favor de la niñez de Yautepec

19

Buscando brindar las herramientas necesarias a los niños para adquirir más conocimientos, el CAIC Papalotito, llevó a cabo el evento “APRENDIENDO EN LA VIDA ESCOLAR”, dentro los planes y programas que se manejan en la educación preescolar, este ejercicio se basó en uno de los campos formativos, el cual se llama “Exploración y conocimiento del mundo”, en el cual se pedía al niño hacer un experimento, para crear un aprendizaje que le sirva en la vida diaria.

Este tipo de actividades busca que los pequeños aprendan, vean los pasos que se siguieron para lograr el objetivo, y en qué actividades se pueden aplicar, porque uno de los principales objetivos de los diferentes CAICS de Yautepec, es brindar a los niños no solo un conocimiento que memoricen, sino enseñarles algo que lo apliquen en su vida diaria, haciendo estas actividades aún más enriquecedoras y educativas para los infantes.

En palabras de la Profesora Judith Reyes Alonso, Coordinadora de los CAICS en Yautepec “es muy importante que los niños realicen este tipo de actividades, porque les enseña no solo a elaborar un producto o hacer un experimento, sino a que puedan desarrollar nuevas habilidades con las cuales puedan aplicar ese conocimiento adquirido en su vida diaria, y es lo que diferencia a los CAICS, que todas las actividades que se realizan tienen un porqué y un para qué, y con ello el niño tiene una formación más completa”. Así mismo comentó, que este tipo de actividades se tienen pensadas a que se lleven a cabo una vez al mes, para que sea un aprendizaje continuo, y con ello puedan dar a los niños más conocimientos, son actividades que buscan la integración de los niños, los padres y los profesores, para hacer trabajos de calidad, pero sobre todo en equipo.

Los productos que se elaboraron en conjunto con alumnos, padres y maestros fueron: Exfoliante de piel, suavizante de ropa, crema para manos, repelente de insectos, gel para cabello y velas aromáticas.

Cabe mencionar, que los CAICS son escuelas que dependen del ayuntamiento, así como de las cooperaciones que los padres dan para solventar los diferentes gastos que estos generan; pero son instituciones que están bien dirigidas y organizadas, dando la seguridad a los padres que se les está otorgando una educación de calidad a los pequeñines, porque no son grupos que están saturados de alumnos, y ello ayuda para dar una mejor atención y educación a todos los niños. Es por ello que todos los CAICS son instituciones orgullosamente yautepequenses.