Coinciden partidos en realizar debate sobre regularización de drogas

21

Diputados federales del PRI, PAN y PRD expresaron sus posturas sobre propuestas de regularizar el cultivo de amapola en el país para fines medicinales y económicos, así como del uso de la mariguana para uso recreativo y medicinal.

En entrevistas por separado los legisladores de las tres principales fuerzas políticas señalaron los pros y los contras si se lograra esta regularización, y coincidieron en que se necesita abrir un gran debate sobre estos temas.

El vicecoordinador del PRI, Manuel Añorve Baños, aseguró que la propuesta de legisladores del PRD para que se autorice el cultivo de amapola y genere ingresos en Guerrero no es parte de la solución y significaría la legalización de las drogas, por lo que está en desacuerdo.

“Es un tema muy álgido, de debate de muchos años hacia atrás. Yo no estoy de acuerdo, mejor hay que buscar -como gobierno- opciones en la generación de empleo”, indicó el diputado guerrerense.

Cabe recordar que el diputado federal del PRD, Fernando Belaunzarán, propuso que el Gobierno Federal solicite ante la Comisión de Estupefacientes de la Organización de Naciones Unidas la autorización para que México cultive la amapola de manera lícita con fines medicinales.

Sobre este tema, Añorve Baños subrayó que muchas familias de Guerrero tienen que emigrar y verse en la necesidad de ser jornaleros, tener salarios indignos, como se ha suscitado con los jornaleros de San Quintín, Baja California, por lo que el gobierno se debe enfocar en la generación de empleos en el país.

Por su parte, el coordinador del PRD, Miguel Alonso Raya, comentó sobre el tema que ese producto “se usa para atender el dolor extremo en enfermedades, como el cáncer”.

El coordinador del PAN en San Lázaro, Ricardo Anaya Cortés, se pronunció por realizar un debate amplio y serio sobre la propuesta de diputados del PRD para que se siembre de manera lícita la amapola en Guerrero.

“Tenemos opinión propia sobre este asunto, nosotros estamos abiertos al debate… creemos que debe haber un debate serio, donde se pondere, por un lado, las consecuencias en términos de salud pública, y por el otro los problemas de violencia que engendra el crimen organizado”, agregó.

Anaya Cortés subrayó que se debe tener una discusión amplia sobre ese tema, donde debatan “sin prejuicios, pero con enorme responsabilidad”, las consecuencias que pueda tener en la salud pública y los problemas de violencia que genera el crimen organizado a partir de la prohibición.