Encuentra a sus amigos perdidos desde 1959 en el Pico de Orizaba

72

El hallazgo de dos cadaveres momificados en el pico de Orizaba, encontrados por el grupo de alpinistas que este jueves escaló el volcán para localizar el sitio donde el pasado fin de semana fue descubierto un primer cuerpo, refuerza la hipótesis respecto a que los restos serían de montañistas desaparecidos el 2 de noviembre de 1959.

En conferencia de prensa realizada en Ciudad Serdán, tras descender del volcán, Hilario Aguilar Aguilar y Francisco Rodríguez, presidente del Club Alpino Mexicano y director de Protección Civil, ambos en este municipio, revelaron que los cuerpos estaban abrazados y vestían suéter rojo y chamarra azul.

De acuerdo con sus datos, los restos fueron ubicados a 5 mil 270 metros, en la cara noreste del Citlaltépetl y, por el avanzado estado de descomposición, consideraron que tienen “muchísimo tiempo” enterrados en el hielo.

Los restos humanos fueron encontrados por seis montañistas: Rubén Wong, Ricardo Ramírez Ramírez, Miguel Peña Godoy, Israel Ángel Mijangos Aquiles, Alberto Rangel de Alba y Carlos Pinto Mendoza, cuando escalaban el Pico de Orizaba, como es conocido el Citlaltépetl.

Según Rangel de Alba, como a 60 metros de distancia divisaron un objeto redondo y concluyeron que se trataba de una roca, por lo que se acercaron y descubrieron los restos óseos.

Israel Ángel Mijangos Aquiles tomó la fotografía de los restos, pero en forma súbita colapsó el glaciar donde estaba parado, por lo que cayó prácticamente en línea recta.