Mexicana en Catar denuncia abuso sexual y es condenada a 7 años de cárcel y 100 latigazos

220

No es un secreto que los derechos humanos, especialmente de las mujeres, son una situación muy particular en la región del oriente medio (véase países del norte de África y península arábica entre otros donde predomina la religión islámica).

Derechos que, en un país occidental podrían parecer básicos, son reemplazados en esa región por castigos dados por «delitos», estos principalmente suscitados por su ideología religiosa.

Es por eso que, en esta región, las mujeres, deben tener extremo cuidado con sus acciones e incluso con sus opiniones, pues una mínima «ofensa» puede provocar que esta sea castigada incluso con la muerte.

Paola Schietekat, por ejemplo, una joven mexicana que terminó siendo sentenciada con 7 años de prisión y 100 latigazos luego de denunciar el abuso sexual por un hombre.

La mujer, pasó de ser la víctima a ser culpable por el delito de Zina (relaciones fuera del matrimonio) luego de denunciar que fue víctima de violación.

Aparentemente, la joven, se encontraba trabajando en el Comité Organizador del Mundial de Fútbol, la cual, denunció una violación sexual perpetrada por un conocido suyo, de la comunidad latina en el pequeño país peninsular, dicha agresión llevada a cabo el pasado junio del 2021.

El abusador, negó en distintas ocasiones la acusación, alegando que su relación sexual fue hecha con su consentimiento, y, pese a que en un inicio ambos fueron declarados culpables por el delito de Zina, el hombre fue absuelto, mientras que Paola recibió una severa sentencia.

A través de su cuenta de Twitter, la joven relató cómo el hombre forcejeó con ella y la sometió para abusar de ella.

 Finalmente, la joven retornó a México y buscó apoyo del Gobierno para resolver su situación legal en Catar; la víctima explicó que logró llegar al país gracias a la ayuda de las autoridades de Cataríes.

Con información de UNO TV