Reabre Alberto Martínez sede del PRI estatal luego de estar tomado por militantes

Desde el pasado 9 de diciembre se mantenía cerrada

177

Alberto Martínez González, líder estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la entidad, reaperturó la sede estatal de ese partido político. En compañía de militantes, puso fin al bloqueo que un grupo de priistas mantuvieron desde el año pasado, para impedir que el delegado nacional de dicho instituto político, Josué Valdés Hueso, tomara posición del inmueble.

Ello, tras el inicio de un fallido proceso de expulsión del partido tricolor en contra de Martínez González, el cual derivó en su restitución como presidente del Comité Directivo Estatal.

Con porras para su instituto político, el líder y un grupo de sus simpatizantes entraron por la puerta principal para después sostener un encuentro en el salón Lauro Ortega Martínez.

“Hoy la militancia exige que se les respete y se le respalde, se tiene una gran estructura en todo el Estado, vamos a fortalecer esa intención, vamos a hacer de cada municipio una representación sólida y competitiva”, sostuvo el dirigente estatal en redes sociales. La semana pasada, magistrados del Tribunal Electoral del Estado de Morelos (TEEM) desecharon la denuncia contra Alberto Martínez.

El pasado jueves 2 de enero, el pleno de la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral Federal resolvió el asunto entre el delegado especial del PRI en Morelos, Valdés Hueso, y Martínez González, tras la agresión física que el delegado sufrió en sus oficinas el 3 de diciembre pasado.

Los magistrados resolvieron desechar el recurso con el que Valdés Hueso se quejó de que Martínez González acudió primero a la Sala Regional, en lugar del tribunal local para librarse de las sanciones que la Comisión de Justicia Partidaria del Comité Ejecutivo Nacional del PRI le impuso como consecuencia de la trifulca.

En virtud de que el pasado 27 de diciembre los integrantes del TEEM ratificaron la decisión de la Sala Regional de restituirle a Alberto Martínez sus derechos como dirigente y como militante del tricolor, los magistrados resolvieron que la queja de Josué Cirino se quedó sin materia.