Sanz Rivera fomenta la mina a cielo abierto

El jefe de la Oficina de la Gubernatura respalda a Alamos Gold

404

José Manuel Sanz Rivera avala la operación del proyecto de minería tóxica que afectaría la salud de los morelenses.

Activistas denunciaron que el jefe de la Oficina de la Gubernatura del gobierno estatal respalda la puesta en marcha de la minera canadiense Alamos Gold, antes Esperanza Silver, en el corredor de la sierra de Anáhuac, que empieza en el cerro del Jumil, municipio de Temixco, y termina en Palpan, Miacatlán.

“Él declaró que la minería y la termoeléctrica favorecían a la economía del estado. Si lo dice un alto funcionario, es estar dando la anuencia”, deploró Rafael Monroy Martínez, investigador del Centro de Investigaciones Biológicas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).

El profesor forma parte del Movimiento Morelense Contra la Minería Tóxica por Metales, colectivo que ayer ofreció una rueda de prensa para alertar a la población del megaproyecto de mina a cielo abierto en Xochicalco que desea implementar la empresa de origen canadiense, desde hace ocho años. Poner en marcha la mina conllevaría un riesgo para los recursos naturales de la región, sostuvo el docente.

“Se reduce la superficie productiva mediante la construcción de unidades habitacionales inmobiliarias, la mala planeación provoca que se agote el agua de los mantos freáticos, además de requerir más recursos de los que hay en ese lugar y el cambio del uso del suelo de manera irreversible”, señaló el investigador, coordinador de la obra “La Biodiversidad en Riesgo en el estado de Morelos”. Lo que está en juego, añadió, es el agua de los morelenses, ya que los acuíferos de la zona quedarían reducidos al mínimo.

“La conservación de los espacios de biodiversidad son importantes y más necesarios hoy día, debido a la ya palpable modificación del cambio climático; y lo mas preocupante, la ya paulatina escasez de agua de los mantos acuíferos en el Estado de Morelos”, lamentó la agrupación.

El Movimiento (integrado por ciudadanos de diversos municipios como Saúl Roque, Antonio Camacho y Juan Jiménez) cuenta con el respaldo de la iglesia católica.

En cada parroquia de Morelos se concientizará a la feligresía sobre la defensa “de la tierra y la vida” al rechazar este tipo de proyectos, señaló el sacerdote Abel Guadarrama Guadarrama, coordinador de la Dimensión de Ecología de la Diócesis de Cuernavaca.

“Desde la Iglesia tenemos que hacer conciencia, hablando de lo que está mal, como tirar basura y contaminar el agua”, apuntó el presbítero de Miacatlán.